samedi 15 juin 2019

Para los corresponsales de medios argentinos en Italia (y Europa) la lucha continúa. Promueven la venganza, el odio, la persecución.


                           Elena Llorente (Página 12)                                        Elisabetta Piqué (La Nación) 

Varios diarios argentinos, por ejemplo: (Clarín[1], La Nación[2], Infobae[3], Pagina 12[4]) publicaron el 13 junio pasado, la “investigación y descubrimiento” realizada por un periodista italiano de La Repubblica sobre el Sr. Luis Malatto, ítalo-argentino, ex-agente del Estado, acusado ilegalmente en Argentina de haber cometido delitos de lesa humanidad.

Recordando que el Sr. Malatto, de nacionalidad italiana y ciudadano europeo, reside legalmente en Italia, y que la Corte Suprema de Casación italiana, Sexta sección penal, causa 43170/14, sentencia n°1288/14, del 17 julio 2014, rechazó el pedido de extradición solicitado por la Argentina. ¿Los corresponsales argentinos, Elisabetta Piqué, Elena Llorente y el Sr. Jorge Guillermo Ithurburu, presidente de la asociación italiana "24 de marzo", leyeron ese fallo, en particular el punto 8? No los interpela los motivos del rechazo de la extradición relacionados con los principios de legalidad, convencionalidad y de seguridad jurídica, cuando la Argentina se muestra como modelo de justicia en los mal llamados procesos de crímenes contra la humanidad. ¿Porque esos principios judiciales y jurídicos de excepciones permanentes (suspensión de garantías) y de interpretaciones convencionales erróneas utilizados en Argentina no se aplican en Europa? 

Salvo que los corresponsales argentinos y el Sr Ithurburu no reconozcan la soberanía jurídica de la justicia italiana deben aceptar ese fallo, y reconocer públicamente el principio de inocencia del Sr. Malatto, sobre todo teniendo presente que para la CSJN  “...El criterio judicial en el trámite de extradición debe ser favorable al propósito de beneficio universal que tiende a perseguir el juzgamiento de criminales o presuntos criminales, no admitiendo, por tal circunstancia, otros reparos que los derivados de la soberanía de la Nación requerida y de las condiciones fundamentales escritas en leyes y tratados...” Autos G.1.XXXVI “Gómez Gómez, Alfredo y González, Sebastián Ignacio s/ extradición”, del 16/10/2001, Fallos: 324:3484. Las numerosas jurisprudencias del TEDH y las garantías de la CEDH van en esa dirección, como el artículo 2 de la Carta de la ONU.

(foto izquierda) Jorge Guillermo Ithurburu
(asociación italiana "24 de marzo) 

Es extraño que ningún corresponsal de los medios argentinos en Italia y en Europa, se refiera, ponga en duda, se interrogue sobre la corrupción, la impunidad y la politización de la justicia (federal) en Argentina, cuando el presidente de la CSJN, el ministro de la Justicia, algunos fiscales y el Presidente Macri, están preocupados por esa situación.

·    Tampoco, ningún corresponsal en Italia y Europa no analiza, se pregunta, se interroga, porque en Argentina únicamente en los procesos de lesa humanidad se utiliza la retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, no se reconoce la amnistía, la prescripción, se mantiene a los acusados con prisiones preventivas ilimitadas,  mayores de 70 años, la mayoría enfermos, se les viola los principios de legalidad,  constitucionales, convencionales, del debido proceso, se recurre a la excepcionalidad (suspensión de garantías) para justificar los ilegales actos procesales,  tiene prohibido el acceso medio extramuros,  no pueden beneficiar de derechos culturales, en las detenciones domiciliarios son escrachados o consideradas personas no gratas por municipalidades……y que esa justicia, métodos, procedimientos, son de imposible aplicación en Italia y Europa.  ¿cuál es el modelo de justicia que esos periodistas defienden?

Los corresponsales de medios argentinos (La Nación, Clarín Pagina 12…) en Italia y Europa, no cumplen con sus misiones y los principios deontológicos de sus profesiones, porque en su calidad de hombres/mujeres de prensa, de comunicadores, mienten en sus afirmaciones, desinforman, manipulan la información:
1-      Violando así las obligaciones y principios esenciales de la ética periodística previstos en: a) La carta de Múnich del 24noviembre 1971, b) Los principios Internacionales de ética profesional en periodismo del 21noviembre 1983, c) La declaración de Chapultepec del 11 marzo 1994, d) Ética del Periodismo SIP del 18 octubre 1925, e) Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008. Por ejemplo: Respetar la verdad, cualesquiera que sean las consecuencias, en razón del derecho del público a estar informado. Rectificar cualquier información publicada que resulte inexacta. Abstenerse de calumnia, difamación, acusaciones infundadas…Nunca confundir el periodismo con la publicidad o la propaganda… (Carta de Múnich).
·         Traicionan el principio que “la credibilidad de la prensa está ligada al compromiso con la verdad, a la búsqueda de precisión, imparcialidad y equidad” (Declaración de Chapultepec), de “Informar con exactitud y con verdad” (Ética del Periodismo SIP). “Los editores deben brindar a las personas e instituciones implicadas en las noticias la oportunidad de manifestar su versión de los hechos, en aras de acercarse lo más posible a la verdad y garantizar la pluralidad y diversidad” (Carta de aspiraciones del SIP, octubre 2008).  
·         La principal tarea del periodista es servir a la gente en su derecho a la verdad y la información auténtica con una dedicación honesta a la realidad objetiva, de manera que los hechos estén divulgados conscientemente en un contexto apropiado, precisando sus conexiones esenciales y sin causar distorsión… La información en periodismo se entiende como bien social y no como un producto, el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida…el periodista participa activamente en la transformación social hacia la mejora democrática de la sociedad y contribuye con el diálogo a un clima de confianza…absteniéndose de cualquier justificación de las demás formas de violencia, odio o discriminación … (Principios de la Unesco de 1983).  

Porque en sus actividades profesionales de periodistas, de hacer conocer la verdad, de informar a la sociedad de manera objetiva:
·        No se interesan a los ex terroristas argentinos refugiados en Italia, España, Francia, en particular y Europa en general, que tienen sangre en sus manos. Recordando que esos grupos ilegales no defendían los derechos humanos, ni la justicia, ni la democracia.
·        No se interesan a las víctimas europeas (italianas, españolas, francesas y otras) que fueron asesinadas, secuestradas, heridas, por los grupos terroristas argentinos en los 70, cuyos autores hoy son ciudadanos europeos que viven en el mismo país de sus víctimas.
·        No se interesan a las asociaciones europeas sin fines de lucro que reivindican las acciones armadas de los grupos terroristas en Argentina durante los años 70.
·        Afirman y condenan sin pruebas, utilizando palabras injuriosas, calumniosas. Por esos mismos métodos la corresponsal de Clarín en Francia, la Sra María Laura Avignolo, fue condenada por la justicia francesa, el 23sept1992, por difamación publica al haber acusado un periodista francés de relaciones durante el gobierno militar argentino.
·        Comparten (porque no critican) sistemáticamente las acciones de asociaciones o personas que en Europa reivindican los grupos terroristas de los 70 en Argentina y en América Latina, pudiéndose afirmar que los corresponsales de medios argentinos en Europa son amigos de terroristas, que apoyan sus acciones, que comparten sus ideas. Periodista de Página 12 defiende terroristas que integran la lista de la Unión Europeahttps://www.casppafrance.org/2019/06/periodista-de-pagina-12-defiende.html?spref=bl
 
Si los corresponsales de medios argentinos en Europa y las redacciones de esos medios de comunicación en Argentina no modifican sus orientaciones en sus artículos y no realizan el verdadero rol del periodismo, van directamente hacia el modelo de la Radiotelevisión des mille collines (RTM) de Ruanda y sus consecuencias ulteriores. Se debe abandonar las acciones orientadas hacia las posiciones de: ni olvido, ni perdón ni reconciliación que únicamente fomentan el odio, la venganza y la división permanente de la sociedad.  

Es necesario interesarse seriamente sobre las funciones reales de los corresponsales de los diarios argentinos en Europa: sus recursos, sus vidas públicas y privadas, sus actividades políticas, asociativas, como su situación fiscal, publicarlos en las redes. Ellos también deber ser investigados sobre su pasado y su presente. Paris, 15 junio 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire