jeudi 18 juillet 2019

¿Cuáles son los objetivos políticos reales de la Argentina en la Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo?


En plena campaña electoral, el gobierno argentino organiza el 19 de julio próximo, la segunda Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo que se realizará en el Palacio San Martin, será un recordatorio del 25 aniversario del trágico atentado contra la sede de la AMIA, afirmó la cancillería argentina https://www.casppafrance.org/p/blog-page_92.html?spref=bl  y 48 horas antes del evento se creó por Decreto489/2019, el Registro de Personas o Entidades Vinculadas a actos de Terrorismo y su Financiamiento (RePET) https://www.boletinoficial.gob.ar/detalleAviso/primera/211523/20190717
 
En la lucha contra el Terrorismo a nivel nacional la Argentina tuvo y tiene un doble discurso; acepta que la fuero federal, violando principios del Estado de derecho, constitucionales, convencionales, juzgue el mal llamado Terrorismo de Estado de los 70, acusando ilegalmente de lesa humanidad a  médicos, abogados, sacerdotes, académicos, empresarios, magistrados, agentes del Estado, y por otro lado, esa misma justicia federal, no reconoce la existencia de organizaciones terroristas, los actos terroristas, las victimas que ellas dejaron, que hubo en ese mismo período. Como si esos hechos, personas y grupos ilegales jamás existieron. Una vez más la legalidad procesal y la conducta de los miembros del fuero federal están fuertemente en juego porque no buscan la verdad judicial sino solo obedecen a una ideología por intereses personales. El gobierno y los magistrados mienten por beneficios políticos y violan impunemente los derechos humanos de numerosas personas. 

¿Qué quiere transmitir el gobierno argentino a las víctimas del atentado de la AMIA, al elegir una fecha dolorosa para organizar un evento sobre terrorismo luego de 25 años de injusticia y mentiras?
·         La actitud de las autoridades argentinas no solamente es inmoral, oportunista e irresponsable, sino que demuestra una incapacidad o complicidad política-jurídica de investigar el atentado, identificar los responsables, llevarlos a juicio y condenarlos.
·         El gobierno argentino debe comprender que las víctimas del atentado terrorista a la AMIA (como las otras ignoradas) necesitan justicia y verdad, no discursos políticos ni reuniones de expertos para analizar situaciones teóricas, hipotéticas o solidaridad superficial.

La cuestión capital que la Argentina debe responder es si en Argentina hubo atentados terroristas graves anterior a la AMIA. Numerosas son las victimas que esperan la repuesta del gobierno argentino.

¿Qué puede demostrar u ocultar el gobierno argentino en la conferencia internacional sobre la lucha contra el terrorismo el 19 julio 2019 ?, por ejemplo:
·         El poder de injerencia de la política sobre la justicia federal: transcurrieron 25 años del atentado a la AMIA, con una instrucción judicial dudosa, con jueces al servicio del gobierno, acusando inocentes, vehiculando desinformación, manipulando la sociedad, ocultando intereses políticos internacionales, en ese contexto ese crimen se transformó en un “affaire de Estado”, y a la fecha carece de visibilidad cierta de un proceso judicial.
·         La experiencia de la justicia federal como política de Estado en la lucha contra el ilegal principio de Terrorismo de Estado de los 70 y sus terroristas ex agentes del Estado o representantes de la sociedad que no integraron los grupos terroristas. Algunos de los jueces federales que llevan las causas de lesa humanidad podrán tener el honor de explicar sus métodos jurídicos aplicado a esos terroristas de Estado.
·         El reconocimiento del Estado a las víctimas nacionales y extranjeras asesinadas, secuestradas, heridas, que dejaron los grupos terroristas en los años 70.
·         En el RePET se debe incluir a los que hacen la apología del terrorismo, los que mantienen discursos de la lucha armada, reivindican los ataques terroristas de los 70, consultan sitios relacionados con el terrorismo. Las organizaciones terroristas de los 70 que supuestamente abandonaron la lucha armada y que guardan sus nombres para participar en política, deben figurar en ese registro. La lista debe tomar en cuenta las nuevas formas de terrorismo que no se limita a los ataques contra el Estado y sus instituciones. Se debe crear fichas de seguridad de esas personas para facilitar el trabajo de los organismos de seguridad y la justicia
·         Explicar quien asesinó al ex fiscal federal Alberto Nisman, cuya instrucción judicial e influencia política se va construyendo bajo el mismo modelo del atentado a la AMIA.
·         El modelo argentino de lucha contra el terrorismo de los 70, donde más de 3000 ex agentes del Estado y representantes de la sociedad de ese periodo, son ilegalmente procesados por delitos de lesa humanidad, injuriados, calumniados, perseguidos, por haber protegido y defendido las instituciones del Estado y la sociedad contra los ataques terroristas de organizaciones armadas.
Argumentar, porque es de interés político no llevar a juicios a los ex terroristas de los 70 y otorgarles poder, ayudas financieras, apoyo del gobierno, de la justicia, sin interesarle la situación de las victimas que dejaron los grupos terroristas ni los derechos humanos de los ex agentes del Estado. ¿Esos terroristas son terroristas buenos, y no los actuales que son terroristas malos? Paris, 18 julio 2019, CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire