samedi 28 mars 2020

CasppaFrance: LA PRESUNCION PERMANENTE DE CULPABILIDAD COMO REGL...

CasppaFrance: LA PRESUNCION PERMANENTE DE CULPABILIDAD COMO REGL...: Observando que, en la Argentina, los imputados en los ilegales juicios de lesa humanidad, si bien, por principios constitucionales y c...

LA PRESUNCION PERMANENTE DE CULPABILIDAD COMO REGLA MORALINA EN MATERIA DE LESA HUMANIDAD EN ARGENTINA.


Observando que, en la Argentina, los imputados en los ilegales juicios de lesa humanidad, si bien, por principios constitucionales y convencionales deberían ser beneficiados por la presunción de inocencia, en realidad, hay una inquietante presunción de culpabilidad por parte de una horda de ONGs mal llamadas de Derechos Humanos, explotando una dudosa socializada palabra de presuntas víctimas.

La ilegal afirmación de culpabilidad, no es desde lo jurídico, sino a una noción de Nietzsche, que se instala como ley : la moralina relacionada con la moral como sustancia aditiva, pegajosa, toxica y existente de personas y de delitos. La discriminación, el odio, la venganza son actos positivos para los que defienden violar normas imperativas!

Estos defensores de un relato, de una victoria, utilizaron la influencia e impacto de la opinión publica (como reina del mundo, Pensamientos Pascal 311-665), destruyen la verdad deformando la palabra de una supuesta víctima, realizan afirmaciones sin pruebas. Son proclives a las amalgamas, analogías negativas, a crear un enemigo. El objetivó es ignorar la prescripción y la presunción de inocencia.

Los representantes de la moralina de los DDHH, ignorar que “solo los hechos pueden expresar un sentido...”(Wittgenstein-Tractatus, Lógico-Filosófico, 3.42) ; buscar uniformar la opinión, que el que niega el relato demuestre que no se trata de una mentira. De lo contrario, la mentira se transforma en verdad. Manipular y desinformar a la sociedad es el objetivo.

A los ilegales acusados en los procesos políticos llamados de lesa humanidad, no solamente se les violan sus DDHH, sino que son victimas de calumnias y otros graves delitos, realizados mas de 40 años después de los supuestos hechos en denuncias que fundan la acusación, fabricada por la malicia de sus enemigos (BoeceLa condición de la Filosofía).

La justicia federal se asocia a la destrucción de la verdad jurídica, para quienes ni la racionalidad, ni la lógica son pilares de normas objetivas, porque para los representantes de la justicia utilizando la moralina, todo es posible.

Los magistrados federales, y los militantes mal llamados de DDHH, olvidan (voluntariamente), que una acusación es la prueba de nada, porque si no sería suficiente afirmar su sola verdad para probar y condenar. ¿En nombre de que liberación de la palabra se debería repudiar y confiscar los de los ilegalmente acusados?

Existe un postulado peligroso por el cual toda memoria seria virtuosa y todo olvido condenable (tribuna de mas de 100 mujeres, abogados penalistas en defensa de Roman Polanski, Le Monde 8/3/2020).

Homero, conocía bien estos defensores de las moralinas, quien afirmo que : “La prescripción prohíbe al hombre mortal, conservar un odio inmortal”. Porque toda forma de acusación arbitraria promueve un linchamiento generalizado.

vendredi 27 mars 2020

LA CORTE PENAL INTERNATIONAL Y LOS ESTADOS UNIDOS



Los Estados Unidos no reconocen la CPI, critican su imprudencia, la juzgan irresponsable por su improvisación sobre Afganistán, que ponen en causa a las fuerzas armadas americanas.

Recordando que después de 18 anos de combate, los EEUU y los Talibanes, firmaron el 01 de marzo pasado, un acuerdo de paz, suspensión de combates condicionado a la conducta de no violencia que obligaría el regreso del ejercito americano.

Ese conflicto armado dejo un saldo estimado de 38.999 talibanes muertos, 13.700 miembros de las FF.AA y FF.SS afganas. Además de 3.600 miembros de la coalición USA y otros 30 paises, y un numero que podría llegar a pasar los 50.000 victimas civiles.

Días después de ese acuerdo, el 5 de marzo de 2020, la CPI decidió iniciar una investigación por crímenes contra la humanidad en Afganistán, metiendo en causa las FFAA americana acusada de exacciones durante esos combates.

Para el Secretario de Estado de USA, Mike Pompeo, “una acción verdaderamente estúpida viniendo de una institución política irresponsable, haciéndose pasar por un organismo jurídico”. Esta posición encuentra su precedente en John Bolton, ex consejero de la seguridad nacional, quien en 2018 afirmo que la CPI creada para perseguir los crímenes más graves a través del mundo, “amenaza de manera inaceptable la soberanía americana y los intereses de seguridad nacional de los Estados Unidos (los EEUU tomaron todas las medidas necesarias para proteger su soberanía y para proteger su soberanía y para proteger nuestro pueblo)”.

Pero las hostilidades y la oposición de los Estados Unidos, con la CPI, van mas lejos, con el acuerdo de los grandes partidos, cuando en 2002 se adopto por el Congreso de la American service – Members Protection Act. (Ley para la protección de los miembros de los servicios americanos). Ese texto, teniendo el objetivo de hacer obstáculo a la CPI, prevé en el caso extremo de una intervención militar para sustraer un ciudadano americano a la jurisdicción. (Le Monde, 06/03/2020).

¿Cuál será la posición de la Argentina, ferviente defensora de la jurisdicción universal, si ante una denuncia por violación de los DD.HH en Afganistán, cuyo autor seria un agente del Estado, EE.UU procede a su detención?

Los Estados Unidos ya notifico su decisión, la Argentina podría argumentar la soberanía jurídica, como viene haciendo en los ilegales juicios de lesa humanidad.

dimanche 22 mars 2020

LA MENTIRA DE UN NUEVO CONTRATO SOCIAL


Lo que en los anos 70, las organizaciones terroristas intentaron imponer por las armas un régimen dictatorial en Argentina, en la actualidad, un ex miembro de Montoneros, integrante de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, busca recrear el pasado en una nueva relación con el pueblo, bajo un concepto políticamente correcto, haciendo referencia a los principios contractuales (Clarin 11 de marzo de 2020).

¿Por qué la necesidad de un nuevo contrato social? ¿Entre quienes?

El autor de esta sorprendente propuesta, el Sr Lorenzetti, de la CSJN, detalla ejemplos de la sociedad actual, que se aproximan al descriptivo de 1984 de Georges Orwell, pero a la diferencia que este miembro del Poder Judicial y su organización terrorista hubieran aplicado un sistema mas extremo de haber tomado el poder. El es el Hermano Mayor que lo controla todo.

Además, el ex miembro de Montoneros, olvido ejemplificar una situación real, cotidiana. “Juan solicita a la justicia que se respeten sus derechos humanos, pero un grupo de militantes políticos adeptos a la lucha armada pasada, disfrazados de jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, y Tribunales inferiores, dicen a Juan : Usted no es un ser humano, no tiene ningún derecho. Según los principios del Ministerio de la Venganza y del Odio, que Justicia Legitima”.

Desde el 2003, el matrimonio Kirchner y sus subordinados de la justicia federal, establecieron la persecución jurídica política como forma de ejercicio del poder, con la complicidad de este Sr Lorezetti, la Corte Suprema de la Nación, y el PJ que legalizaron sus actos y voluntades.

Es sorprendente, inquietante y cínico de parte del Sr Lorenzetti que hable de “defender el Estado de Derecho y la libertad” cuando el mismo, como miembro de la Corte Suprema de Justicia, violo y viola los principios de legalidad, convencionalidad, y constitucionalidad.

Este magistrado de la Corte Suprema de Justicia, de manera desmesurada, no respeta el Estado de derecho y la libertad de los individuos. La depravación en su conducta como miembro de la Corte Suprema de Justicia argentina, merece la más alta sanción penal.

El Sr. Lorenzetti es responsable directo de los numerosos asesinatos de aquellas personas encarceladas ilegalmente acusadas de lesa humanidad, porque no actuó como juez de la Nación, sino como combatiente de una organización armada ilegal, vengándose en tiempos de paz.

El ministerio de la Corte, y el clan K, son los responsables políticos, jurídicos, ideológicos y combativos de haber violado en 2003, el proceso de paz social que se instalo en la Argentina en 1983. Es entonces imposible proponer principios que ya fueron violados por ellos mismos; la perversión tiene sus limites que la sociedad debe frenar, decir basta.