mercredi 15 mai 2019

Argentina: el gobierno nacional reconoce que la justicia está influenciada por la política.



·        "Es un fallo muy inusual. Tiene un condimento político muy grande. Es una decisión de la Corte muy escueta. Lo que preocupa es que esto impide la realización de un juicio oral y nuestra Justicia siempre ha tenido una tendencia a no hacer los juicios orales. Ese es uno de los grandes déficits"
·        evidentemente la política influye demasiado en la Justicia" y que "hoy parecería que muchas cosas pueden estar influidas por las cuestiones políticas, como ha pasado en la Argentina durante los últimos 20 años". https://radiomitre.cienradios.com/german-garavano-posible-retraso-del-juicio-cristina-gran-condimento-politico/ y https://www.perfil.com/noticias/politica/german-garavano-cuestiono-decision-corte-que-favorece-cristina-kirchner-dijo-tiene-condimento-politico.phtml
 
Esas afirmaciones son extremadamente graves en un Estado de derecho, en un sistema democrático, sobre todo cuando el gobierno actual busca por todos medios asegurar los inversores extranjeros, hacer creer que en Argentina existe la seguridad jurídica y que es modelo de justicia en la lucha contra la violación de derechos humanos. Ese mismo Poder Ejecutivo que se queja de la influencia política en justicia, no quiere escuchar los reclamos de aquellos individuos a quienes se les violan los principios jurídicos por venganza política. Esas personas sin acceso a la justicia están acusadas, procesadas y condenadas únicamente por decisión política. Son los prisioneros políticos que este gobierno prefiere esconderlos, ignorarlos, no hablar de ellos.

Pero la situación es tan explosiva que el Ministro de Justicia de la Nación confiesa una realidad conocida por la comunidad internacional y los ciudadanos responsables; que no hay seguridad jurídica porque sectores políticos e ideologizados controlan las decisiones judiciales en Argentina desde hace más de dos décadas. Todos los saben, pero faltaba que el gobierno lo diga. Y lo dijo.  Ahora los periodistas, hombres políticos, expertos, especialistas no podrán decir que no es cierto, que en Argentina los juicios son justos, sin intervención de grupos de presión con intereses políticos, económicos y hasta de venganza. Nadie podrá afirmar ciegamente, repitiendo los dogmas reivindicativos de los que defiende la violencia armada de los 70, que los acusados de lesa humanidad recibieron un juicio justo, donde pudieron defenderse y que la justicia aplicó la ley. El circo y curro de los derechos humanos debe terminar.

La politización de la justicia fue denunciada desde el primer día por los abogados y los prisioneros políticos en los ilegales juicios de lesa humanidad, pero esos argumentos jamás fueron escuchados o aceptados y ni ningún heroico periodista quiso hablar, escribir unas líneas o simplemente preguntar sobre lo denunciado. Ahora todos descubren la luna.

Es Urgente en los ilegales juicios de lesa humanidad presentar las declaraciones del Ministro de Justicia y de otros miembros del gobierno nacional para anular todos los procesos ante la justicia. Los medios de prensa tienen un responsabilidad social e histórica para denunciar esta situación en nombre de la justicia salvo que compartan el principio que a un grupo social determinado se les pueda legalmente violar sus derechos humanos por razones políticas. Paris, 15 mayo 2019. CasppaFrance.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire