mardi 13 août 2019

¿El presidente-candidato Macri, escuchó el mensaje? Tiene 60 días para cambiar la historia.


Los resultados de las PASO son conocidos, el gobierno del presidente Macri no convenció a la ciudadanía, o peor aún, no cree más en su proyecto político porque hay un vacío entre los discursos políticos y la realidad. El titular del ejecutivo no solo debe hacer la autocrítica, sino asumir verdaderas responsabilidades pensando en el país y no en beneficios personales, sectores creados por alianzas de conveniencia o de un grupo de amigos. Corregir lo que se tenga que corregir, cambiar lo que se tenga que cambiar (María Eugenia Vidal 12agosto19)

Macri y su equipo de campaña tienen 60 días para restablecer la confianza, conquistar la sociedad, ganar adhesiones, sumar voluntades, obtener apoyos, construir un aparato de organización con el solo objetivo de ganar las elecciones. 

Las promesas no respetadas del candidato presidente son numerosas: No hubo pobreza cero, no desapareció el curro de los DDHH, la corrupción se desarrolló exponencialmente, el narcotráfico se expande, la independencia de la justicia provoca la inseguridad jurídica, los jueces violan los derechos humanos de un sector de sociedad ante la mirada pasiva del gobierno, las asociaciones de derechos humanos como los sindicatos determinan la agenda y las acciones del gobierno, la seguridad ciudadana y la criminalidad son preocupantes, la circulación de armas aumentaron. La educación, la salud, la industria, la investigación científica…se encuentran en niveles que la Argentina jamás conoció...

Lo que puede hacer y lo que debe hacer ahora: El candidato presidente Macri debe tener un discurso de campaña sincero, real, honesto y que llegue a cada ciudadano de la Nación: como está el país, cuáles son las posibilidades a corto y mediano plazo. Declarar abandonar los programas políticos que dejaron el gobierno Kirchner. Hablar para todos los argentinos de manera concreta. Presentar un programa político de verdadera reforma estructural, profundo, de rigor, que construya las bases de la Argentina a horizonte 2050. Pero para ello hace falta:
·         Reconquistar aquellos que abandonaron decepcionados la política del presidente Macri, se pasaron a otras corrientes políticas. Recuperar votos del otro lado de la montaña.
·         Convencer a los ciudadanos que dudan del gobierno actual pero que desearían tenerle confianza
·         Asegurar aquellos que hoy los apoyan que los compromisos asumidos serán respetados.
·         Elegir sus asociados estratégicos para ganar la contienda electoral: no puede hacer oídos sordos al grupo social que representa un millón de votos, debe negociar con ellos y no marginalizarlos.
·      Federar todas las buenas voluntades que puedan encontrar en Cambiamos una respuesta a sus intereses políticos.

El programa político de urgencia nacional que represente un compromiso republicano, un nuevo contrato social, debe contener, por ejemplo:
·         Reducir el gasto público: terminar con gastos superficiales del Estado: Política social, política de derechos humanos, subvenciones, los gastos en los procesos judiciales en los ilegales juicios de lesa humanidad.
·         La Política de Estado de Derecho Humanos no continuará a ser el pilar fundamental de la política extranjera y nacional de la Argentina en nombre del interés de la Nación, el futuro del país, la soberanía nacional, principios constitucionales y convencionales. Ningún Estado en base a esos derechos subjetivos obtuvo un desarrollo global e influencia internacional. Por ejemplo. Rusia, USA, China, no aceptan las críticas de terceros países y de ONG sobre los DDHH. ¿Respetan los DDHH, se encuentran en el mismo nivel que la Argentina?
·         Reforma del Estado con su correspondiente reforma constitucional: gobierno, administración pública a nivel nacional, provincial, municipal. Modificar el estatus de funcionario público, establecer contratos de derechos privados (a todos los niveles, organismos descentralizados, autónomos, autárquicos...).
·         Despolitizar la enseñanza primaria, secundaria, universitaria. La cultura, las ciencias y tecnología, la investigación y desarrollo. Crear una comisión nacional de programas. Los cargos de profesores (todos los niveles) serán únicamente por concurso público, a tiempo completo.
·         Prohibir a los sindicatos y las ONG de DDHH la intervención directa o indirecta en los programas de la enseñanza (primaria, secundaria, universitaria), la formación profesional, la cultura: recordarles sus objetivos específicos.
·         Destinar financiamiento para programas orientados a la innovación, la creatividad, la declaración de patentes y marcas en sectores estratégicos. Crear clusters regionales. Atraer las inversiones extranjeras y no los especuladores.
·         Restablecer el Orden Público, Republicano, Constitucional: asegurar el derecho constitucional a la libre circulación, a ejercer su profesión. Terminar con el terrorismo social de los piquetes, bloqueos de rutas, manifestaciones inoportunas las que paralizan el país y generan preocupaciones para los inversores extranjeros, el turismo...
·         Respetando el derecho a manifestar, pero con la obligación de garantizar los derechos fundamentales de todos los ciudadanos y asegurar el orden público, republicano, crear disposiciones legislativas (orden nacional, provincial, municipal) para que toda manifestación pública debe contar con la autorización de las autoridades competentes, lugar, horarios, condiciones de seguridad....
·         Aumentar el presupuesto de la defensa nacional en nombre de la soberanía nacional, sobre todo en equipos, formación, interoperabilidad regional e internacional. Redactar un Libro Blanco de la Seguridad y Defensa. Prohibir la consultación a asociaciones civiles o ONG sobre los ascensos del personal militar o de seguridad.
·         Autorizar la sindicalización de las fuerzas de seguridad, policiales, penitenciarias. Cada actor dispondrá de representantes que dialogaran con el gobierno y sus autoridades.
·         Realizar cambios radicales, profundos, en las misiones y la existencia misma de la AFI: sus agentes no tienen ni deben asumir funciones policiales, ni realizar a nivel nacional acciones que numerosas otras instituciones efectúan. O se integran a una institución, organismo, federal, o se limitan estrictamente sus funciones.
·         Establecer una hoja de ruta temática en la política extranjera y en el comercio exterior. Crear el puesto de un alto responsable (interministerial) de la competitividad para responder a los objetivos precedentes y a la política nacional.
·         Determinar los temas centrales que podrán ser tratado en un referéndum.

De manera inmediata: El candidato Macri no goza de la confianza de años anteriores, por eso debe presentar garantías concretas si quiere contar con recursos humanos que sensibilicen y apoyen sus objetivos políticos. Que hagan proselitismo en su nombre, recordando que hay en principio una reserva de 1000.000 (familias de los presos políticos) que debe asociar y de las PASO 642 600 y 5331000 votos que pueden hacer parte del proyecto presidencial.

Por decreto presidencial debe:
·         Poner fin a la política de Estado de derechos humanos, en sus aspectos económicos, políticos, judiciales, dependientes del gobierno.
·         Anular o declarar ilegales los juicios de lesa humanidad por violación a los principios constitucionales, convencionales
·         Solicitar al fiscal general la presentación de un recurso afín de validar la ilegalidad de los juicios de lesa humanidad. Si fuese necesario se puede solicitar un aviso consultativo a la CIJ, o directamente en caso de conflicto de normas aplicar el artículo 103 de la carta de la ONU.
·         Anular la presencia de los fiscales representando el Estado como querellantes en los juicios de lesa humanidad.
·         Disponer que todas las personas acusadas de lesa humanidad, mayores de 60 años, beneficien de prisión domiciliaria, con las garantías de seguridad de sus personas y de las obligaciones positivas respectivas.
·         Anular todo financiamiento, subvención, ayudas económicas, destinadas a las asociaciones y organizaciones llamadas de derechos humanos, que reivindican los actos cometidos por las organizaciones terroristas de los 70 o que bajo los argumentos de los derechos humanos buscan la venganza utilizando la justicia. Esas asociaciones u organizaciones tienen como objetivos: ni olvido, ni perdón, ni reconciliación.
·         Reconocer políticamente las victimas nacionales y extranjeras (asesinadas, secuestradas, heridas) que dejaron los grupos terroristas de los años 70. Disponer sus indemnizaciones.
·         Publicar oficialmente los nombres y apellidos, y motivos, de las personas indemnizadas por el Estado.
·         Declarar que en Argentina no hubo 30000 desaparecidos, ni genocidio, ni Terrorismo de Estado. Proponer una ley sobre la prohibición del revisionismo histórico, jurídico, que sancione los que pretendan imponer un relato, una mentira oficial. Oponerse a la ley 14910 de la Provincia de Buenos Aires.
·         Disponer que los nombres y apellidos de terroristas muertos combatiendo las fuerzas armas, de seguridad o policiales, atacando instituciones del Estado, durante atentado terroristas, muertos fuera del país o por otras circunstancias, deben ser anuladas del Parque de la Memoria, de los archivos y organismos respectivos. No son víctimas son terroristas.

Ahora, todo depende del candidato-presidente Macri y de sus consejeros. Paris, 13 agosto 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire