vendredi 19 avril 2019

Argentina no exporta más, pero exportó la mentira oficial.

« …. Es necesario accionar en tres sectores simultáneamente, el desarrollo, la seguridad y los derechos humanos, porque de otro modo ninguna de ellas podrá triunfar. La humanidad no podrá tener seguridad sin desarrollo, no podrá tener desarrollo sin seguridad y no podrá tener ninguna de las cosas si no se respetan los derechos humanos. (Kofi Annan, secretario general de la ONU, en su informe del 21 marzo 2005 a Nueva York : « un concepto mas amplio de libertad : desarrollo, seguridad y derechos humanos »)

El importante análisis que realiza Marcelo Elizondo, director de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales, en el articulo publicado por la revista Fortuna https://fortuna.perfil.com/2019-04-18-203552-por-que-la-argentina-no-exporta-mas/ no hace más que confirmar la insostenible situación de la Argentina pese a disponer potenciales recursos a la exportación pero con una política de estado catastrófica que mantenien el pais en su estatus de subdesarrollado aunque sus gobernantes y seguidores, no quieran reconocerlo. Es una realidad.

« El embudo financiero que llevó a la Argentina a recurrir a un préstamo record del Fondo Monetario Internacional para no caer nuevamente en default habla a las claras de las dificultades que tiene el país para generar ingresos genuinos. Toda una paleta de incordios macroeconómicos, de taras sistémicas y severos problemas estructurales explican las razones por las cuales tenemos la economía que menos exporta en América Latina » afirma Marcelo Elizondo.

La Argentina se encuentra en esa situación no solo porque su producción se orientó al mercado interno, sino que exportar, sobretodo, en un contexto de globalizacion y mundialización, requiere de otras condiciones que la Argentina no tiene, no quiere tener y no le interesa a los gobiernos. Las empresas e industrias obtienen beneficios (muy rentables) a nivel nacional sin esfuerzos, ni inversiones en investigación o desarrollo.

La idea de exportar productos primarios porque los de la Argentina son los mejores es un espejismo alejado de los mercados y los consumidores al extranjero. Numerosas regiones al internacional también son agricolas, ganaderas, pesqueras, mineras..., con alto valor agregado en sus producciones. La Argentina es en general un pais mono exportador y con muy limitada clientela.

Además de los indicadores mencionados por el Sr. Elizondo, que frenan las exportaciones de la Argentina, hay otros elementos a considerar.

Los exportadores argentinos y el gobierno, nunca consideraron de interés una verdadera actividad legal de inteligencia competitiva. No como algo secundario o superficial en la organización de una empresa/industria o en el Estado, sino como el centro estratégico en las tomas de decisiones. Es necesario poner en práctica la competitividad comparativa, la innovación, la influencia, la planificacion, la creatividad, los aspectos jurídicos, diplomáticos, etc... son algunas pistas para construir una política pública de inteligencia competitiva multisectorial y pluridisciplinaria, de conquista de mercados sin fronteras. Numerosos países tienen desde hace aňos extructuras y una autoridad nacional de inteligencia competitiva. Fomentar la creación de polos de competitividad nacional, una política interministerial que participe a la inteligencia competitiva, la asociación público-privado.

Hay que abandonar la lógica del mejor producto o de las subvensiones del Estado, porque la competitividad debe estar en los precios y en las mercaderías. Si se quiere exportar productos en regiones donde son productores, hay que competir con la cálidad de los mismos y no con el precio. Por eso la importancia del acompaňamiento del Estado en las exportaciones.

Como identificar y constatar el valor agregado de los productos argentinos cuando:
* el país no registra patentes ni marcas,
* la falsificación de marcas es una actividad económica pública,
* la propriedad industrial/intelectual no la respetan las mismas empresas ni el Estado, 
* el contrabando de mercaderías es regular,
* la corrupción se instala en todos esos sectores.
* la inseguridad jurídica

Los precios no son un factor inmutable del consumo, como lo demuestra el mercado de lujo en permanente expansión. La distancia no es argumento de costos para limitar la exportaciónes : los perfumes, champagnes y otros productos se exportan desde Europa a todas las regiones del mundo. Permanente innovación, fomentar la confianza, la creatividad, la influencia, abandonar la corrupcion, la idea de hacer negocio una sola vez, confrontarse a otros actores económicos du mismo producto, etc... hacen parte del universo de la exportación.

No obstante esa pésima cartografía, el solo producto que supo exportar la Argentina es la mentira de la lucha contra la violación de los derechos humanos, con la que lograron subvensiones internacionales y apoyo político de diversos gobiernos. Nadie intenta ni intentó revertir la situación hasta la fecha. Con esa mentira oficial se realizó un comercio exterior rentable para un sector de la sociedad, pero no para el país, situación que aún los gobiernos en argentina no quieren comprender por beneficios políticos. Ese producto exportado tuvo como contrapartida que la justicia con la complicidad del gobierno, aplique en Argentina una sistemática y organizada violación de los derechos humanos de más de 3000 personas acusadas  ilegalmente de lesa humanidad y a ningún exportador argentino le provoca la mínima preocupación porque no le afecta su patrimonio. Paris, 19 abril 2019. CasppaFrance.

2 commentaires:

  1. Como siempre exelente tus artículos. Acá sigue firme el repugnante robo con la MENTIRA OFICIAL.

    RépondreSupprimer
  2. Estimado desconocido, gracias por tus lineas y puedes tambien escribir casppa.france@gmail.com, saludos cordiales, MS

    RépondreSupprimer