dimanche 14 avril 2019

Donde vayan los iremos a buscar. Nosotros también.

Actualmente, en Argentina, más de 3000 prisioneros políticos, con sus respectivas familias son víctimas de la violación de los derechos humanos por parte de la justicia, con la complicidad del gobierno, de las mal llamadas asociaciones de derechos humanos y de otros militantes oportunistas. Esos hombres y mujeres, mayores de 70 aňos, enfermos, con prisiones preventivas ilimitadas, con detenciones domiciliarias condicionales y se atacan sus domicilios, no tienen los mismos derechos que los presos comunes. Mueren en silencio social, institucional y familiar. No es un secreto para nadie que no quiera saber.

Esos ex agentes del Estado, magistrados, sacerdotes, abogados, académicos, médicos, profesionales...que desde sus funciones, en los aňos 70, protegieron las instituciones del Estado y la sociedad, de los ataques de grupos terroristas, hoy son ilegalmente juzgados y condenados en nombre de una justicia de venganza y odio. Son condenados en un ficticio e ilegal proceso judicial cuando los miembros de los grupos terroristas son indemnizados y declarados inocentes de todos los delitos y crimines cometidos.

Los autores de esas violaciones de los derechos humanos, principios constitucionales y convencionales a los Prisionerpos Políticos, son conocidos, actúan impunemente, públicamente, protegidos por un sistema corrupto y de inseguridad jurídica. Esos delincuentes a quienes la justicia todavía no los juzgó, son : Magistrados, jueces, altos funcionarios, oficiales de las fuerzas armadas, seguridad, policiales, penitenciarios, parlamentarios, funcionarios nacionales, provinciales, municipales, miembros de organizaciones ilegales de derechos humanos, militantes disfrazados de periodistas, académicos, artistas, profesionales….Los unos dicen obedecer ordenes, los otros argumentan principios jurídicos inexistentes.

Pero como todo sistema tiene su tiempo de vida, el momento llegará que esos delincuentes deberán responder ante una justicia parcial, objetiva y justa.

Ninguno de los que hoy violan los Derechos Humanos a los Prisioneros Políticos en Argentina podrá argumentar que ignoraban lo que hacían, el porque o a quienes. Actúan como agentes de persecución, se presentan como defensores de los humanos pero violan esos derechos a numerosas personas por venganza, odio y sobretodo por beneficios económicos. Tampoco ignoran que ningún país respectuoso del Estado de derecho, utiliza el « modelo de justicia argentina ». Con un relato, una ucronia, engaňan la sociedad nacional y la comunidad internacional.

En la reunión del 09 abril pasado que tuvo el gobierno con más de 50 embajadares acreditados en el pais https://www.argentina.gob.ar/noticias/pena-se-reunio-con-50-embajadores-extranjeros el jefe de gabinete o el ministro de relaciones exteriores, entre sus exitos del gobierno, ¿pudieron presentar a los delegados diplomáticos, el modelo de política de derechos humanos que utilizan con un sector particular de la sociedad?. ¿Comunicaron que continuarán en esa dirección (es decir violar los derechos humanos a numerosas personas) e invitaron a la comunidad internacional (representada en esa asamblea) a adherir y poner en prácticas principios de excepción, la suspensión de garantías, la irretroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, analogía penal, no respeto de la amnistía y otros pilares que violen las garantias del debido proceso, la seguridad juridica, los principios de legalidad…. en sus respectivas instituciones judiciales para defender los derechos humanos?  https://mobile.twitter.com/JorgeFaurie/status/1115600929527492608 ¿O los países presentes en esa reunión violan los derechos humanos pero la Argentina no quiere denunciarlos ?

Pronto, donde vayan también los iremos a buscar, parar llevarlos ante la justicia nacional o universal, porque a esos individuos sí se les podrá aplicar el estatus de la CPI y las convenciones respectivas, sin violar sus derechos humanos, leyes y garantias procesales como actualmente se realiza con los Prisioneros Políticos. Ya no podrán cubrirse detrás de un asilo político o la persecución de una dictadura por haber simplemente distribuido un panfleto, comida a los pobres, luchar contra ella o querer un mundo mejor. Esperando ese día, será nuestra forma de resistir1. Paris, 13 abril 2019. CasppaFrance.


Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire