dimanche 19 mai 2019

Argentina: gobierno fomenta la destrucción, el caos, el miedo de un futuro incierto y culpa a la sociedad.


Para el diputado nacional Guillermo Montenegro: La mayoría no quiere volver a la Argentina de una década atrás https://www.clarin.com/politica/guillermo-montenegro-mayoria-quiere-volver-argentina-decada_0_lVZNt5AYx.html , afirmando el presidente Macri que "Volver al pasado sería autodestruirnos" http://www.laprensa.com.ar/476644-Macri-reacciono-al-anuncio-Volver-al-pasado-seria-autodestruirnos.note.aspx, esas frases serían sin importancia pronunciadas por un ciudadano común, pero viniendo de un diputado nacional con experiencia política y del poder judicial como tambien del presidente de la Nación, las declaraciones son preocupantes por varias razones.

El presidente argentino en el artículo de La Prensa describe un cuadro idílico de voluntades potenciales, pero son solo deseos sin resultados visibles, concretos. Es un catálogo de campaña electoral:
·        "hemos cambiado el relato por el hacer: como en 65 años no se veía, tenemos rutas y autopistas en construcción, hemos pasado del aislamiento a tener relaciones con todos los países, las exportaciones crecen todos los días".
-         Modernizar el país, urbanizarlo no tiene por qué ser un reconocimiento particular al gobierno porque es su deber. Tener relaciones diplomáticas las más amplias posibles es lo que debe realizar un gobierno en un contexto de mundialización, globalización y comercio internacional. No significando ello una relación con el crecimiento de las exportaciones que en el caso argentino no es cierto.
·        "hay muchos enemigos del cambio: matones, mafiosos, mentirosos, corruptos, perezosos, burócratas, que quieren conservar sus privilegios, agitar para que nada cambie y quieren oscuridad para esconderse".
-         Es decir que el gobierno conoce quienes son los enemigos de la Nación, los que buscan la destrucción social, frenan el desarrollo, manipulan y generan la desunión del país, sin que se realice acción alguna contra ellos. En toda irresponsabilidad se los autoriza a continuar en la desestabilización del Estado argentino.
·        "Estamos cambiando las cosas de raíz, sacando las raíces podridas, con la verdad sobre la mesa, viendo cual es el problema. Estas son las bases sobre las cuales vamos a crecer mucho: son las bases, los cimientos para que vengan años de progreso de los argentinos".
-         No se vieron ni cambios profundos ni esa supuesta verdad expuesta para imponerla como una política contra la mentira del pasado. El coraje político está ausente en esa ecuación. Todo continua igual y peor. La mentira y mantener el sistema sin cambios son útiles ideológicos y formas de negociaciones políticas que benefician tanto al gobierno como a sus interlocutores. Son también métodos de comunicación y de cultura política. ¿Porque el gobierno de Macri tiene miedo a la verdad histórica de los años 70?

Pero lo más grave son las dos declaraciones de Macri-Montenegro, queriendo influenciar la conducta electoral de la sociedad en los eventuales resultados de las próximas elecciones como si el ciudadano cogobierna o es el responsable de las tomas de decisiones políticas. El presidente de la Nación quiere transferir las responsabilidades de jefe de Estado a la sociedad para decir que la situación en la que encuentra la Argentina hoy día no es por la política del gobierno sino de factores externos. Es una verdadera hipocresía porque el jefe del Poder Ejecutivo es el solo responsable del cuadro catastrófico en el que se encuentra el país, es culpable de cometer errores en decisiones políticas mayores por incapacidad o interés político. Si vuelve el pasado o no, es exclusiva responsabilidad de la política que ejerce el gobierno del presidente Macri y nadie más. 

Son el resultado de la falta de visión estratégica y equivocadas orientaciones políticas, con las que el gobierno de Macri creó el caos, el desorden, una Argentina con temores, sin visibilidad inmediata y que pueden facilitar a que los enemigos del pasado de la Nación electoralmente ocupen nuevamente el poder. Actualmente, la Argentina real de Macri es:
·        Aumento vertiginoso de la violencia, de la inseguridad ciudadana, la criminalidad, el narcotráfico, la corrupción pública-privada, la pobreza, los cortes de rutas, las manifestaciones, las huelgas, comportamientos sociales agresivos.
·        Situación crítica en la política económica, presupuestaria, fiscal, la exportación es muy limitada, escasa, las relaciones con los otros países son relaciones diplomáticas sin las inversiones extranjeras tan promocionadas.
·        Problemas de alfabetización, de salud, abandono de los hospitales, no hay innovación, creatividad, competitividad, registro de marcas y patentes, inversiones en ciencias, fuerzas armadas sin presupuestos ni equipos,
·        No hay seguridad jurídica, los jueces son hombres políticos que negocian con sus fallos. Recientemente el Ministro de Justicia manifestó esa preocupación. 

El presidente Macri debe comprender que cambia drásticamente ahora su política o luego será tarde. Se equivocó desde sus comienzos al designar sus enemigos que en realidad no lo son, pero pueden asumir ese rol con el voto en el momento oportuno. La primera decisión de grandeza política, pensando en el futuro del país, en el gasto público, en la justicia, debe ser de finalizar con el curro de los derechos humanos, los ilegales juicios de lesa humanidad y la revisión de las políticas sociales. De lo contrario solo aumentará de enemigos electorales y la división de la sociedad. Si piensa que la comunidad internacional no aceptará las decisiones en esos aspectos, indudablemente está mal aconsejado. Siempre es posible una resolución de los conflictos y de crisis, es solamente tener la voluntad política de iniciarla. 

El gobierno actual como solo le interesa mantenerse en el poder no hizo nada para cambiar las políticas sociales y de derechos humanos que dejaron las autoridades precedentes por temor a enfrentar graves conflictos. Así, todo continuó igual pero en aumento, jueces corruptos, funcionarios ineptos, la política decide en la justicia, los curros se extendieron, la presión de las ONG puede modificar las decisiones del gobierno o de la justicia, la sociedad está más dividida que nunca, la venganza de un sector contra los acusados ilegalmente de lesa humanidad nadie puede ocultarla, la violación de los derechos humanos a las más de 3000 personas que en los años 70, defendieron las instituciones del Estado y la sociedad de los ataques armados de grupos terroristas que buscaban tomar el poder por las armas, es una cultura judicial y satisfacción de los jueces federales…

Esos y numerosos otros hechos marcan la cartografía de la inestabilidad y la grave situación en la que se encuentra la argentina, pero es el presidente Macri el responsable junto a su gobierno del pasado reciente y del futuro inmediato del país. Si su lema es el cambio, que cambie ahora, rápido, porque se están hundiendo y no hay retorno. Su historia negativa se está escribiendo, él solo puede transformarla.  Paris, 19 mayo 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire