jeudi 23 mai 2019

Comercio internacional y derechos humanos, la contradicción argentina


https://www.lanacion.com.ar/economia/comercio-exterior/jorge-faurie-ya-no-va-mas-vivir-con-lo-nuestro-porque-el-mundo-cambia-constantemente-nid2250764#comentarios El canciller argentino solo se limita a repetir un discurso políticamente correcto, porque sabe que los resultados del comercio exterior argentino son globalmente negativos. Es una realidad y los informes de los organismos internacionales no confirman la visión del ministro Faurie.

La influencia de la Argentina en el comercio exterior es inexistente. La presencia de sus productos en Europa y otros países avanzados a fuerte consumo, es reducida por no decir ausente y no por los costes. La innovación, la creatividad, la competitividad precio-calidad, no son características que diferencian el comercio internacional argentino en periodos de globalización.

Pero el comercio exterior de Argentina no es solo eso. Como conciliar su “política de estado de derechos humanos” con el comercio internacional en países donde esos derechos son altamente amenazados. La hipocresía del gobierno argentino hace que en esos países no se hable de esos temas si quieren comercializar un producto nacional. Es decir, tiene diversas versiones de políticas de derechos humanos, uno para el país en interno, otra con países donde se asocia a la comunidad internacional para condenar (Venezuela, Siria...), ante las organizaciones internacionales donde Argentina lava más blanco que blanco, y una particular en donde debe abandonar todos sus principios jurídicos-morales de derechos fundamentales para entrar en los mercados en países donde quiere comercializar. Es la crítica permanente que las ONG efectúan a los países exportadores de armas que comercializan con los países que no respetan la democracia, los derechos humanos y otros principios fundamentales. Porque no se puede interrogar la Argentina sobre esos indicadores antes de pasar al acto.

Es decir que la Argentina realiza un comercial internacional de productos respaldados únicamente por factores políticos, no lo son ni por la competitividad, la innovación, creatividad, precio, calidad. La cuestión fundamente es saber si la Argentina debe comercializar con esos países que están al opuesto de su política de derecho humanos o no. Paris, 23 mayo 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire