mercredi 8 mai 2019

El presidente Macri reconoce que no hay seguridad jurídica


Con el Acuerdo de los 10 puntos que el presidente Mauricio Macri propone a la oposición política, la Iglesia Católica, la CGT, Cámaras Empresariales y otros actores, en búsqueda de consenso democrático, demuestra al país y a la comunidad internacional el resultado negativo de su gestión de gobierno. Pero es una realidad.

·        “Por eso le quiero pedir que pueda expresarse sobre estos diez puntos que consideramos imprescindibles para despejar algunas de esas dudas que existen sobre nuestro país. Estos puntos no son un plan de gobierno, ni una propuesta electoral, ni un contrato de adhesión. Son una invitación para que podamos despejar algunos temas esenciales de nuestras discusionesafirma entre otros aspectos el presidente Macri en su carta enviada a los invitados a participar.

Esas dudas o temas de discusión serían para el ingeniero Macri:
1-    Lograr y mantener el equilibrio fiscal.
2-   Sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos.
3-    Mayor integración al mundo, promoviendo el crecimiento sostenido de nuestras exportaciones. Confiesa el fracaso de sus discursos, misiones diplomáticas, y la hoja de ruta de la política extranjera, comercio internacional. Argentina es mono exportador limitado. Es necesario promover el conocimiento, una política de competitiva e innovación, aumentar los niveles de educación superior, registrar patentes y marcas.
4-    Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión.  Como van a venir los inversores extranjeros si un juez puede interpretar según sus intereses personales, alianzas políticas y orientaciones ideológicas, lo que ayer afirmó, luego puede decir lo contrario ( consultar las opiniones de los embajadores de España y de Japón en Argentina en entrevistas a los medios argentinos)
5-    Creación de empleo a través de una legislación laboral moderna. Es esencial mejor la educación, la formación profesional.
6-    Reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos.
7-    Consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo.
8-    Consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político.
9-    Asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente. Que no lo es a la fecha, producto de la corrupción e intereses personales
10-                       Cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores. Que no se realiza

Pero, es el cuarto punto que preocupa y sorprende dado que tiene relación directa con el Estado de Derecho, el respeto de principios constitucionales, convencionales, las relaciones internacionales y los otros nueve temas del Acuerdo. 

Sabemos que la seguridad jurídica constituye uno de los fundamentos del Estado de derecho que se basa en la certeza del derecho, constituida de dos pilares, el formal y temporal. Es decir: por la calidad de la ley, la que deber ser normativa e inteligible y por la previsibilidad de la ley:  la cual dispone de la no retroactividad, la protección de derechos adquiridos y de la estabilidad de las situaciones jurídicas. Además, por ese principio el Estado garantiza a los individuos que su persona, bienes y derechos no serán violados, o de serlos, los protegerá y reparará. Esas obligaciones positivas, el Estado argentino y el gobierno de Macri, las abandonó con un grupo social específicamente.  

Observando, el punto 4- “Respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión”.  

Lo que emerge a primera vista del texto es la semántica (lingüística y lógica) de las palabras expresadas:

El presidente Macri pese a utilizar un artilugio lingüístico, reconoce la existencia de la inseguridad jurídica en Argentina. Consolidar se aplica regularmente en los aspectos económicos, del derecho, sistema legislativo, suelos u otros (asegurar del todo, dar firmeza y solidez a una cosa), pero anteponerlo a la frase seguridad jurídica, la interpretación no es la misma. Es este caso, se reconoce que ese pilar del Estado de Derecho se rompió, se debilitó, y hay que reconstituirlo (volver a juntar lo que se destrozó) para así darle firmeza y afianzarla. No se trata de una consolidación de la seguridad jurídica que comunica más confianza, garantía y seguridad. 

El presidente argentino, al buscar asegurar a los interlocutores, lleva más inquietudes que confianza. Consolidar es un proceso que puede llevar tiempo y las obligaciones constitucionales, convencionales son inmediatas. Además, no se refiere a los factores que llevaron a la inseguridad jurídica, productos de la politización de la justicia, la corrupción, la ausencia de independencia de los magistrados (por intereses mutuos) y de la impunidad de los miembros del Poder Judicial. ¿Como consolidar las bases que otros destruyen voluntariamente sin neutralizar los autores de estos actos?
·        Sin Justicia independiente del poder político no existe seguridad jurídica, previsibilidad en las conductas propias o ajenas, confianza en los mercados ni en los inversores, tampoco crecimiento económico ni obviamente Justicia social (porque no existe riqueza para repartir). Afirma, Luis René Herrero Juez de la Sala II de la Cámara Federal de la Seguridad Social. El poder judicial: carta de lectores La Nación, 04 mayo2019
·                La confianza es un bien tan precioso como voluble. Una vez perdida es muy difícil de recuperar, especialmente cuando quien la necesita tiene un cercano historial de promesas, compromisos y contratos incumplidos, e incluso leyes, sancionadas para brindar tal confianza y derogadas al poco tiempo”, escribe Rodolfo Barra en Infobae[1]
 
Los magistrados siempre dispuestos a hablar donde hay un micrófono y cámara, guardan silencio frente a éste 4to punto del Acuerdo, nadie se opone o critica públicamente las afirmaciones del presidente quien reconoce la inseguridad jurídica, y cuyos primeros responsables y destinarios de esa situación son los miembros del Poder Judicial. Significa entonces que el presidente Macri no miente.

Para los Prisioneros Políticos, presos ilegales de este gobierno, hombres y mujeres, ex agentes del Estado, magistrados, abogados, médicos, académicos, empresarios, sacerdotes, que en los años 70, protegieron las instituciones del Estado y la sociedad, de los ataques armados de los grupos terroristas que intentaron tomar el poder por armas, hoy son víctimas de esa inseguridad jurídica, y  las afirmaciones del Presidente Macri, no son una novedad, pero confirman que a éste grupo social se les violan impunemente los derechos humanos, constitucionales y convencionales ante la pasividad y conocimiento del Poder Ejecutivo. ¿Es manteniendo estas ilegalidades que se quiere atraer y llevar confianza a los inversores extranjeros?

·        Ahora, más que nunca, el presidente Macri no puede decir que ignora que en Argentina reina la inseguridad jurídica.  ¿Va a permitir que esas personas continúen en las cárceles o bajo juicios viciados de ilegalidad por la conducta de los jueces, en nombre de una seguridad jurídica que él mismo declara su inexistencia? 

Porque si el presidente Macri llama a la oposición política y otros actores, no convoca a los representantes de los Prisioneros Políticos, víctimas de esa inseguridad jurídica que son los primeros afectados. El rol de un Estado es garantizar y proteger las obligaciones positivas de los individuos. Paris, 08 mayo 2019. CasppaFrance.


[1] El acuerdo de gobernabilidad con la oposición requiere de seguridad jurídica Rodolfo Barra https://www.infobae.com/opinion/2019/05/06/el-acuerdo-de-gobernabilidad-con-la-oposicion-requiere-de-seguridad-juridica/

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire