vendredi 24 mai 2019

La mentira como verdad: una cultura nacional.


https://www.ambito.com/la-desesperanza-creernos-la-mentira-n5033316 A la lista de mentiras que describe Manuel Adorni de manera oportuna, concreta y pertinente, hay que agregar que el gobierno impuso una mentira oficial como dogma, un revisionismo histórico, pero por el bien del país, como en Provincia de Buenos Aires por ley 14910. Además, impusieron la impunidad y la corrupción en la justicia para respetar los Derechos Humanos cuando en realidad es violarlos. Mintieron diciendo que, a los ex agentes del Estado, magistrados, sacerdotes, abogados, empresarios, que no integraron los grupos terroristas de los 70 y que protegieron las instituciones del Estado y la sociedad, se les podía violar excepcionalmente sus derechos fundamentales porque que así se hacia memoria, justicia, verdad. Mintieron diciendo que para no revictimizar los miembros de grupos terroristas que dejaron más de 1500 victimas es preferible no llevarlos ante la justicia penal. Hicieron creer que 30000 es igual que 6000 porque la verdad en las cifras es secundaria. Mintieron diciendo que, a los ilegales acusados de lesa humanidad, mayores de 70 años, enfermos, hay que dejarlos morir en prisión por seguridad de la sociedad. Hicieron creer que los prisioneros ilegales acusados de lesa humanidad se les debe aplicar la retroactividad penal, la responsabilidad penal colectiva, la analogía penal, prisiones preventivas ilimitadas, no reconocerles la prescripción, las amnistías, el debido proceso…en nombre de los derechos humanos, la constitución y convenciones internacionales. Convencieron a la sociedad que vivir divididos, enemistados, con los principios de no perdonamos, no nos reconciliamos, no olvidamos, es mejor para el futuro de la Nación…El ciudadano argentino está tan socializado con las mentiras como verdad por parte de los gobiernos y los actores de influencia que cuando alguno de ellos quizás dice la verdad, lógicamente, nadie puedo verlo como una verdad. 

La minoría de argentinos que quiere cambiar la real cartografía de la mentira debe comenzar por decir la verdad de los reales problemas en el país, sobre su historia reciente, las violaciones a los derechos humanos que sufren las personas acusadas y condenadas por delitos de lesa humanidad. Referirse a la corrupción y la impunidad de la justicia, no tener miedo de hablar lo incorrectamente político. Proponer que sociedad quiere para el futuro. Así, esa minoría dejará de serlo para pasar a estadios superiores, y no será una mentira. Paris, 24 mayo 2019, CasppaFrance.


Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire