dimanche 8 septembre 2019

Enfrentar la hiperglobalización, no solo declaraciones de voluntad.


Enfrentar la hiperglobalización. La Argentina debe optimizar la manera en que se integra al mundo. Para eso necesita impulsar críticas reformas institucionales en el plano doméstico, afirma Patricio Carmody en su articulo de Perfil https://www.perfil.com/noticias/columnistas/enfrentar-la-hiperglobalizacion.phtml?fbclid=IwAR1tUH6yrm6KFA-5kj39TaGdIuMXZMyTPYDM1HBNGjnL8hD6jW-2gIQPQPs
 
Para responder a la pregunta del autor es necesario interrogarse ¿Cuál es la hoja de ruta de la política extranjera y de comercio exterior de la Argentina? La Argentina busca hacer girar toda su política exterior en la llamada política de Estado de derechos humanos. Es un absurdo. ¿Ese modelo lo utiliza China, Rusia, los Estados Unidos de América, o la UE según ocasiones? La política exterior y el comercio internacional no son solamente palabras, discursos de buenos intenciones, se miden con resultados reales, concretos. ¿Cuáles son esos indicadores para la Argentina? 

No solo es decir estamos integrados al primer mundo para estarlo realmente. Las relaciones diplomáticas no son los intercambios comerciales. La Argentina no integra la OCDE, el acuerdo Mercosur-UE está en crisis, los indicadores de seguridad jurídica y corrupción no favorecen, los inversores extranjeros observan…

¿Cuáles son entonces las reformas pertinentes que la Argentina debe realizar para integrarse al mundo, si los mismos gobiernos no buscan esos cambios? Paris, 08 septiembre 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire