vendredi 4 octobre 2019

EL Sr Carlos Polimeni promueve el odio simbolizándolo en la grieta como relaciones sociales en Argentina.


Hay grietas que son necesarias https://www.pagina12.com.ar/223432-carlos-polimeni-hay-grietas-que-son-necesarias afirma el Sr. Carlos Polimeni.

“Es muy difícil conciliar dos visiones del mundo si antes no hay memoria, verdad y justicia”
El Sr. Polimeni, abusando de un carné de prensa, abandona su profesión y principios deontológicos, hace un notorio proselitismo ideológico-político, intenta imponer un modelo de sociedad, sin posibilidad de discusión o debate republicano y comparativo. El periodista-filosofo-político-historiador considera que todo tiene que ver con todo. Promueve la división de la sociedad (en decir el odio)[1] cubriéndose detrás de la palabra grieta con argumentos declamatorios inoperantes propios de las unidades básicas de los 70. Determina quien es bueno o malo.
Sr. Carlos Polimeni-Photo Pagina12 (04-10-19)
El Sr. Polimeni utiliza conceptos asignándoles el estatus de dogma o doctrina de imposible refutación, de imposición dictatorial o autoritaria. Las reivindicaciones de memoria, verdad y justicia no son el monopolio de un sector social (¡serían los buenos!), esa trilogía no debe ser parcializada, incompleta, selectiva, ideológica.  Sin esos contrapesos se instala el olvido-mentira-injusticia, es decir discriminación, venganza, persecución política y jurídica contra los otros (¡serían los malos!)


Recordando que:
-          Memoria se opone diametralmente a la historia: “la memoria es la vida en evolución permanente, abierta a la dialéctica del recuerdo y de la amnesia, inconsciente de sus deformaciones sucesivas y vulnerable a todas las utilizaciones y manipulaciones, tiende a sacralizar los recuerdos...”[2] , “hay que utilizar la memoria, no para limitarse a su desgracia y dar lecciones de moral, que es la postura más fácil, sino para ir de su propia desgracia a la desgracia de los demás, y no reclamar para sí el estatus exclusivo de ex víctima. Es más meritorio, luchar contra las injusticias presentes, en la cual podemos buscar la causa en el pasado, en lugar de siempre quejándose de su mala suerte al afirmar que es único, incomparable con la desgracia de los demás[3] 
-          Justicia: es un conjunto de valores esenciales pilares de la sociedad y el Estado, normas codificadas aplicadas por los jueces para impartir justicia, proteger los derechos… “la justicia es un ideal de responsabilidad y equidad en la protección y reclamación de los derechos y la prevención y el castigo de las infracciones. La justicia implica tener en cuenta los derechos del acusado, los intereses de las víctimas y el bienestar de la sociedad en su conjunto. La comunidad internacional ha venido colaborando durante más de medio siglo para estructurar en forma colectiva los requisitos sustantivos y procesales de la administración de justicia[4] 
-          Verdad: “La verdad es lo real, es lo que se constata, lo que se ve, se escucha, lo que podemos medir nosotros mismos después de haberla aprehendida de manera subjetiva y singular. La verdad se encuentra en la realidad. Es el pensamiento empírico que se basa en lo real para producir la verdad”, Michel Onfray, Théorie de la Dictature, Ed. Robert Laffont, 2019) Numerosos factores e indicadores pueden deformar la realidad alejándola de la verdad. Pero, sobre todo la verdad no es cierta, verdadera, o realidad, porque lo dice o afirme un individuo, un grupo político, de expertos o un partido.  Lo real, lo verdadero, son reemplazados por lo superficial, lo inexistente. 
·         “decir la verdad es decir lo que es, lo que existe” (el Parménides, dialogo de Platón), http://www.filosofia.org/cla/pla/img/azf04143.pdf   
·         “…verdad es la que nos muestra lo que es” (San Agustín, in De vera religione, XXVI.66 https://www.augustinus.it/spagnolo/vera_religione/index2.htm ) 
·         “Lo verdadero es lo que es. Todo lo verdadero lo es por la verdad.  Pero nada hay verdadero si no es por la verdad” (San Agustín, libro de los Soliloquios, cap. V https://bibliaytradicion.files.wordpress.com/2012/06/soliloquios-san-agustin-de-hipona.pdf      
·         “los principales objetos en el estudio de la verdad son: descubrirla cuando se la busca, demostrarla cuando la posee y discernirla respecto de lo falso cuando se la examina”(Pascal-1658- sobre el espíritu geométrico y sobre el arte de convencer) http://www.inif.ucr.ac.cr/recursos/docs/Revista%20de%20Filosof%C3%ADa%20UCR/Vol.%20III/No.12/Sobre%20el%20Espiritu%20Geometrico%20y%20Sobre%20El%20Arte%20de%20convencer.pdf

No hay posibilidad alguna de reconciliarse con Astiz.
Y por extensión con todos los actores socio-profesionales de los 70 que no integraron los grupos terroristas y que protegieron las instituciones del Estado y la sociedad del accionar terrorista, afirma en tela de fondo el Sr. Polimeni, pero al contrario está de acuerdo (no se opone) de estrechar la mano, saludarlos, escucharlos, darles otra oportunidad, perdonarlos y hasta comprenderlos a los ex miembros de grupos terroristas (jóvenes idealistas) de los 70 que intentaron tomar el poder por las armas, que dejaron victimas no reconocidas a la fecha y sus autores de esos crímenes viven impunemente contando sus aventuras. Precisando que esos grupos no luchaban por los derechos humanos, la democracia, la justicia o el Estado de derecho.

Hay grietas que son necesarias y son las que separan el mundo entre los malos y los buenos
Los conflictos y violencias permanentes de los unos contra los otros, la discriminación, la venganza, son principios alejados de la unión nacional, convivencia, pacificación social que requieren la construcción de una Nación y fomenten el futuro de la Argentina. ¿Quienes son los buenos y los malos, quien lo determina?

Para el Sr. Carlos Polimeni, ¿los terroristas de los años 70 y los terroristas actuales a nivel internacional están de qué lado de la sociedad: del bueno o del malo? ¿O los de antes eran terroristas buenos y los de ahora son terroristas malos? Esas posiciones hacen parte de los indicadores de verdad y justicia.

Finalmente, 

Reconciliación, garantías constitucionales y convencionales, Estado de derecho, seguridad jurídica, derechos humanos para todos los ciudadanos por igual, no son temas que interesan al Sr. Polimeni, no hacen parte de su vocabulario. Defiende una tautología ideologizada aprovechando la impresión de una verdad para comunicar falsas ideas, sus argumentos son en realidad un sofisma con la finalidad de inducir en error a la sociedad y la comunidad internacional. Paris, 04 octubre 2019. CasppaFrance


[1] Prohibido por legislaciones nacionales, convención de San José
[2] Pierre Nora, Les lieux de mémoire. I. La République (París: Ed.Gallimard, 1984), XIX.
[3] Los abusos de la memoria, Tzvetan Todorov. Barcelona, Ed. Paidós, 2000
[4] Consejo de Seguridad. Informe del Secretario General de la ONU, S/2004/616, del 03 agosto 2004.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire