Casppa France denuncia el tratamiento inhumano y degradante a Mario Sandoval desde su llegada al suelo argentino.


Casppa France denuncia el tratamiento inhumano y degradante a Mario Sandoval desde su llegada al suelo argentino.

Como hemos denunciado a menudo en las páginas de CASPPA, y como era de esperar, Mario Sandoval fue tratado de manera inhumana y degradante, desde su llegada al territorio argentino. La intensa campaña de prensa negativa del que es objecto aumenta la presión sobre él y hace pesar una duda inmensa sobre el tratamiento judicial que será suyo, como él lo temía.
Desde que entró en el avión que lo llevaba a Buenos Aires, Mario Sandoval fue esposado por los dos policías que lo acompañaban durante todo el largo vuelo de 14 horas, impidiéndole así ir al baño o caminar.
A su llegada en aeropuerto de Ezeiza en Buenos Aires, nada se le ha ahorrado a pesar de la fatiga debida al vuelo y a sus condiciones de extradición, y fue ampliamente expuesto a la prensa numerosa, bajo escolta de las fuerzas especiales argentinas. Ninguno otro acusado se ha demostrado así, y ha sido violado sus derechos a que se presuma su inocencia.
Además, y mientras está bajo tratamiento médico y tenía que ser hospitalizado, él tuvo que desvestirse a su llegada al tribunal, en una sala llena de más de 30 personas para someterse a un humillante “examen médico”, no respetuosos de su persona. A pesar de su enfermedad psiquiátrica que sufre, y que ha sido certificada por un profesor francés famoso, ha sido declarado apto a declarar por el médico que le vio en las condiciones que se imaginan.
Se ha transferido después por la noche a la unidad 28, bien conocida por su estado de deterioro, sus condiciones sanitarias deplorables y su superpoblación, a pesar de la declaración del estado de emergencia, decreta para el gobierno de Macri esta primavera. Pasa toda la noche en condiciones inhumanas, en medio de los charcos de orina y otros desechos. El médico le administró otra medicación que la suya, en cantidades inapropiadas, impidiéndole moverse solo y hablar correctamente, perdiendo todos sus puntos de referencia. Durante ese tiempo, le robaron varias de sus pocas pertenencias, incluyendo sus zapatos.
A pesar de su vulnerabilidad y de las recriminaciones legítimas de su abogada, fue oído a la mañana siguiente por la asistente del juez, con la misma ropa que llevaba desde hace 3 días, sin poder lavarse o cambiarse. En tales condiciones, no quiso expresarse.
Aprendemos que, a pesar de estas condiciones, la justicia le notificó que estaba en prisión provisional, sin informar el del acta de acusación ni asurarse que él puede entender, con una incautación de 1,5 millón de pesos. Es un día muy oscuro para la verdad y la justicia.
Como temíamos que fuera, considerando sus numerosos escritos contra la justicia argentina, Mario Sandoval es el objetivo de un tratamiento especialmente revendedor y arbitrario. ¿Es esto justicia justa que a la Argentina tanto le gusta evocar para mandar son extradición?
El que tiene un derecho, pero no puede ejercerlo no tiene ningún derecho. Es una vergüenza para los que se prestan a este engaño judicial.
Casppa France seguirá denunciando y defendiendo los derechos de todos los prisioneros políticos en Argentina.

Commentaires

Articles les plus consultés