dimanche 8 décembre 2019

Seguir ahondando en una tragedia nacional : ¿pero hasta cuándo?


Con fin de la segunda guerra mundial, donde hubo millones de muertos, desaparecidos, genocidio, heridos, países destruidos, sufrimientos morales, físicos, penurias, pobreza extrema, destrucción del aparato productivo, persecuciones, juicios....luego de un periodo razonable esa situatión no se vivió como curro toda una vida como en el caso argentino. En Europa en los años 50 ya se pensaba en la asociación de países enemigos para construir el futuro. 

Argentina y sus militantes que reivindican la lucha armada de los 70, los que defienden las organizaciones terroristas de esa época, los que no se preocupan de las víctimas que dejaron esas organizaciones, los que saben que esas organizaciones no defendían la democracia, los DDHH, la justicia o el Estado de derecho, hoy día los llamados militantes de derechos humanos en realidad no quieren construir una Argentina futura, no quieren buscar la cohesión nacional, la pacificación de todos los ciudadanos, solo los inspira el odio, la venganza, la destrucción de todos los sectores socio profesionales de los 70 que no integraban los grupos terroristas.

Que digan directamente, públicamente, honestamente, que quieren hacer con los que ellos acusan, sus enemigos. Los militantes subjetivos de derechos humanos, supuestamente víctimas, no pueden transferir sus problemas personales a cada individuo de la sociedad responsabilizándolos y hacerlas causa nacional, como solo objetivo de política para un gobierno. Es imponer una idea a los que piensan diferente y es contrario a los principios democráticos. 

Esas personas, asociaciones, organizaciones, militantes, no pueden toda una vida vivir de ese negocio. Es hora de sacar el país de la catástrofe de la que se encuentra, impulsarlo a un futuro diferente, y no quedar paralizado en el pasado. Reuniones de este tipo solo destruyen más la sociedad, la Nación, sus instituciones y particular el ciudadano que buscan vivir en un país digno. Paris, 08 diciembre 2019. CasppaFrance

Aucun commentaire:

Publier un commentaire