jeudi 12 mars 2020

LA ECONOMIA DEL CONOCIMIENTO, OTRA CONDICION EN EL GOBIERNO DE LOS FERNANDEZ.


Los Fernández, asociados al clan K, por una ideología de tiempos pasados, frenan el progreso científico, la innovación, la creatividad, que son motores para superar las crisis, reducir la pobreza, fomentar el desarrollo como también modernizar los sectores de investigación industrial, tecnológica, científica.

Al dúo presidencial y sus seguidores indudablemente no les interesa alentar la inteligencia artificial, la robótica, la nanotecnología, la biotecnología, la tecnología nuclear, espacial, las neurociencias. De lo contrario: ¿Cuáles son los proyectos y las asignaciones presupuestarias para esos sectores?

“INEXPLICABLE SUSPENSION DE LA LEY DE ECONOMIA DEL CONOCIMIENTO”, se alarma el editorial de la Nación del 04 de febrero de 2020. Cinco argumentos describen que afectan esa suspensión, afirmando que “con la suspensión de la ley, crece la desconfianza en el país, caen las inversiones, se pierden divisas y nuevos empleos”, agregado a la evidente catastrófica situación que vive el Estado argentino.

María Eugenia Estensoro, en su opinión “PAREN EL MUNDO, QUE LA ARGENTINA SE QUIERE BAJAR” del día de 5 de febrero de 2020 en el diario La Nación, describe los cinco pilares que los países mas ricos comprobaron como amenazas y oportunidades, reconociendo “que aquellos países que no logren un lugar en la cuarta revolución industrial, impulsada por la innovación científico – tecnológica, quedaran mas empobrecidos, atrasados y vulnerables que nunca”. La suspensión de la ley de economía del conocimiento va en esa dirección.

En el informe 2019 publicado por Property Right Alliance, la Argentina ocupa el puesto 86 sobre 71 países en el índice internacional sobre barreras de comercio, y el puesto 82 sobre 129 países en el índice internacional sobre la protección de los derechos de propiedad. En ambos indicadores, se analizan numerosas temáticas, siendo el asociado argentino, la fundación Libertad (Diario Clarin 21 de febrero de 2020).

El gobierno nacional en plena confusión afirma en la Nación del 21 de febrero de 2020 : “INDUSTRIA Y CONOCIMIENTO, LOS DESAFIOS DEL SIGLO XXI” en donde el ministro de desarrollo productivo, presenta proyectos propios de campana electoral, pero no de un programa de gobierno sobre la economía del conocimiento. El ministro Matias Kulfas, presenta un catalogo de buenas intenciones, proyectos que llevaran tiempo implementarse y ver algún resultado, hasta hablo de clústeres productivos. ¿A qué se refiere, donde se instalaría, como funcionaria el sector de actividad?

Lo sorprendente es que el ministro Kulfas no hablo de presupuesto, ni de distribución sectorial, pese a la reforma que el Poder ejecutivo envió al Congreso, en una nueva ley de economía del conocimiento. Es una promesa mas que solo esta destinada a los que creen en el Clan K.


Aucun commentaire:

Publier un commentaire