dimanche 8 mars 2020

SEGÚN LAS PRESIONES E INTERESES COMO FORMA DE GOBIERNO ARGENTINO


Es sorprendente, preocupante y hasta peligroso que las decisiones de gobierno en los ámbitos políticos, económicos, judiciales (en los procesos de venganza e injusticia), se encuentren entre las manos de irresponsables hombres políticos, de exterroristas y de acusados de numerosos delitos. Las garantías del Estado de derecho están en juego.

El triunvirato que ejerce e influye en las tomas de decisiones de la política argentina, la componen : el carnicero de Comodoro Py[i] (alias el Mono, ex integrante de Montoneros), quien legaliza los crímenes y delitos cometidos por el gobierno, el eunuco Fernández en la casa Rosada, que ante la mínima presión de ONG, cambia de opinión y se adapta sin problemas al contexto ; y la Harpyia-Neftisen el Senado que impulsa impunidad y venganza, que es la verdadera jefa de la banda K. Un Klepto Estado en perfecta acción.

Estos personajes reeditan viejos horrores[ii], bajo las banderas de la justicia y memoria; el relato reemplaza el lavado de cerebro, la cárcel y la resocialización con los acusados ilegalmente de lesa humanidad sustituye los campos de reeducación, poco importa la ofensa masiva contra la dignidad y los derechos humanos de los condenados a la muerte civil en nombre de los grupos terroristas de los años 70.

Es en esta ambigüedad que el presidente Fernández “pidió perdón a victimas del terrorismo” (diario La Nación, 25 de febrero de 2020) al hablar de la violencia armada de las organizaciones terroristas en los anos 70 en la Argentina con los agentes del Estado. Al referirse a aquellos que defendieron las instituciones y la sociedad, dijo: “Esas inconductas fueron delitos atroces que determinaron horrible e imperdonable padecimiento a miles de personas”. ¿Y las victimas que dejaron las organizaciones terroristas, que ni el gobierno o la justicia reconoce, y por los cuales la sociedad guarda silencio?

Al ser atacado por sus declaraciones, el abogado Fernández cambio rápidamente de discurso, se asocia del lado de aquellos que están por un falso revisionismo histórico utilizando la política, la que con el argumento de negacionismo de oportunidad, se busca la impunidad de hijos, esposos, hermanos, padres que en los anos 70 en Argentina, asesinaron, secuestraron, hirieron a miles de personas, y quienes, las llamadas ONG de derechos humanos no se interesaron nunca.

¿Quién pide perdón y reconocimiento a las víctimas que ocasionaron los militantes de los diversos grupos terroristas que asolaron la Argentina de los años 70?

El carnicero de Comodoro Py, el eunuco de la Rosada y la Harpyia-Neftis del Senado, miran para otro lado, guardan silencio, hasta olvidaron sus obligaciones jurídicas, constitucionales y convencionales.

Casppa France.


[i][i] Calificativo realizado por el profesor Mario Durquet, en la entrevista del día 17 febrero de 2020 con Prisioneros en Argentina, en alusión a Barbie "le boucher de Lyon".

[ii] La reedición de viejos horrores – diario La Nación 24 febrero de 2020.

Aucun commentaire:

Publier un commentaire