El presidente argentino promueve el odio nacional. No lo olvidemos.

 

En sus discursos del 8 del actual en la iglesia de Santa Cruz como el del 10 en la plaza de mayo, el presidente de los argentinos en toda impunidad mintió y promovió el odio nacional.

 

 
Los juicios deben avanzar con mas celeridad” dice el presidente argentino en su calidad de militante que reivindica la acción terrorista de los 70 (pagina 12 – 9/12/2021) agregando “...fue terrorismo de estado”, reivindicando “30.000” desaparecidos afirma el abogado Fernández, disfrazándose de revolucionario de ocasión. Como hombre de ley, y jefe de Estado, sabe que no existe el delito o crimen de terrorismo de Estado, ni que existieron el numero mencionado de desaparecidos: ¿Por qué mentir sobre ello? Numerosos dispositivos demuestran lo contrario de sus dichos, pero el presidente argentino prefiere la mentira a la verdad jurídica e histórica. En lugar de buscar la reconciliación de la Nación, la unión, la pacificación, promueve el odio, la separación, la venganza de la sociedad argentina, contrario al articulo 13.5 del Pacto de San José y el artículo 19 del Pacto internacional de los derechos civiles y políticos. Atropella y amenaza el poder judicial, busca arrogarse funciones judiciales contrarias al artículo 109 de la Constitución nacional

¿Cuál es el objetivo con estos discursos y acciones políticas Señor presidente? ¿Gobernar para todos los argentinos, respetando la Constitucion nacional y los Derechos Humanos? No lo es.

Señor presidente de los argentinos y sus asociados negacionistas, en los 70 en Argentina, hubo organizaciones terroristas que por las armas buscaron asumir el poder, no defendían los derechos humanos, las instituciones del estado, la sociedad ni la justicia. Muchos de esos miembros están en su gobierno. ¿Usted y sus amigos vivían en otro mundo, estaban hospitalizados aislados del mundo real, perdieron la memoria? Pero por favor, no los considere idiotas a los ciudadanos de bien, miembros de una sociedad adulta. No los tome como rehenes de sus ambiciones políticas, porque de continuar en esa dirección, solamente obtendrá nuevas formas de violencia.

Si ello ocurre, usted y sus cómplices buscaran excusarse, diciendo que no provocaron esos actos antidemocráticos. Los miembros de esas organizaciones armadas eran terroristas, que cometieron atentados, asesinaron, secuestraron, hombres, mujeres, niños, argentinos y extranjeros. Afirmar que no hubo victimas del terrorismo es ser hipócrita, negacionista político e ideológico, es hacer la apología del terrorismo.

Señor presidente de los argentinos y sus asociados negacionistas...ustedes no hacen la historia del Argentina, recuerde que la historia debe esclarecer el presente y no confiscar con ucronías discursos militantes empujando la sociedad a revivir una época de violencia armada y política.

Señor presidente, ¿ignorar que a 3.000 personas (adultos mayores, enfermas..) acusadas arbitrariamente de lesa-humanidad se les violan sus derechos humanos, garantías legislativas, institucionales y convencionales, que los jueces federales por miedo, beneficio, extorsión, ideología, obedecen las ilegales demandas del poder ejecutivo y dejan que esas personas se pudran en las cárceles o reciban una pena de muerte encubierta de prisión perpetua, cuento la edad media es de è4 años, y que ningún miembro de los grupos terroristas fue acusado de crimen de lesa humanidad?

Señor presidente si usted dije ignorar ello es grave y si deja que ello ocurra es aún más grave.

Si no le interesa nada de esto, renuncie y brindara un gran servicio a la Nación argentina.

Casppa France, 11/12/2021.


Commentaires

Articles les plus consultés