Hoy en Argentina, « Si no hay justicia, hay escrache » : La amenaza permanente de las mal llamadas organizaciones de DDHH.

 
 
 

 

¿ Hasta cuando la sociedad debe suportar a los que delinquen en nombre de una ideología del odio apologista de la violencia armada ?

Esos actos banalizan la verdadera defensa de los derechos humanos.

Una vece mas y en toda impunidad, se manifestó el accionar violento de las asociaciones llamadas de derechos humanos, ante el silencio y la inacción de los agentes del Estado en el lugar, del fiscal de turno, la secretaria de los DDHH de la provincia de Buenos Aires y de la Nación, los medios, los periodistas, y las asociaciones defensoras de los derechos humanos.

¿ Es esta forma de actuar, la de una justicia popular, cuasi revolucionaria, la que el Estado deja que individuos y asociaciones, por razones ideológicas las utilicen en un sistema democrático, en un estado de derecho contra individuo que no comparte sus ideas, programas o proyectos ?

Estas personas que dicen defender los derechos humanos en realidad los violan abiertamente porque saben que sus actos están protegidos por las instituciones del Estado y la justicia. Pueden actuar ilegalmente contra todo lo que representa los anos 70 que nadie los sancionara o llevara ante los tribunales.

Cometen numerosos delitos sin ser penalizados, son en realidad organizaciones al margen de la ley por la forma estructural de ejecutar sus actuaciones.

El escrache no solo es un hecho cobarde, es una multiplicidad de delitos y de responsabilidades individuales penales (de orden legislativo, constitucional y convencional), es del odio, de la persecución política, del desplazamiento interno de un sector de la sociedad, es de la violencia, la amenaza permanente. Los autores que cometen hechos deben ser procesados y condenados. El presente escrito debe servir como denuncia de acción publica ante el fiscal y/o magistrado correspondiente.


 

Si los que realmente son victimas de los escraches por parte de estos delincuentes, al verse abandonado por el Estado y la justicia intentan defenderse con los medios disponible, y sus falsos defensores de la justicia y de los derechos humanos los acusaran rápidamente de violar los derechos humanos y se transformaran en victimas e serán escuchadas por parte del poder judicial.

Las bandas y organizaciones que revindican la violencia de los 70 y que cometen escraches de manera sistemática y organizada deben ser declaradas ilegales debiendo la justicia actuar en consecuencia y no mirar para otro lado. Eso es proteger y garantizar los derechos humanos de todas las personas por igual por parte del Estado y de los poderes respectivos. Son las obligaciones positivas jamas aplicadas.

Casppa France

04/06/2022.

Commentaires

Articles les plus consultés