jeudi 2 février 2023

La impunidad de Pagina 12, sus periodistas y asociados.

 

Recordando ante un principio fundamental, que hasta tanto no exista una condena firme soy presumido inocente.


A la fecha, mas de cuarenta (40) artículos fueron publicados por Pagina 12 como también realizados comentarios en Radio AM750, en donde la subjetividad, el rencor, la mentira, las aproximaciones, las analogías, fueron los pilares para presentarme como el culpable perfecto de una autoría inexistente en el caso Abriata. Los autores de esas notas y comentarios cometieron numerosos delitos, que no representan los valores honorables del periodismo, pretenden transformar una mentira en una supuesta verdad. En numerosas ocasiones la justicia se asocia a ese escabroso proyecto, aceptando esa desinformación.


Es de publico conocimiento que los periodistas de Pagina 12, en los llamados juicios de lesa humanidad, se transforman en fiscales, jueces, acusadores de otros tiempos, policías del pensamiento, censores ideológicos. En esa linea editorial, de manera sistemática y organizada, me muestran públicamente con calificativos de torturador, represor, asesino, criminal, estafador, secuestrador, autor de crímenes contra la humanidad,que persiguió y ejecutó a inocentes...entre otras graves acusaciones. Los artículos de ese medio son recogidos como iniciadores de causas por la justicia federal y aceptados como transmisores de la verdad hasta por las victimas, cuando en realidad es una manipulación y una mentira. La conducta delictiva de esos personajes contra mi persona no puede ser un premio a la impunidad.


Yo denuncié los autores de esos hechos ante la Justicia Federal de San Martin el 07 septiembre y el 20 octubre 2021, causa FSM n°13.627/2021, pero nadie quiere investigar nada, sorpresivamente en las numerosas denuncias que efectué ante esos Tribunales, nunca existe delito, se archiva la causa o duerme entre la pila de expedientes. Ya llegara el tiempo que intervenga la justicia de otro país con magistrados que garanticen los principios convencionales, orientados en la búsqueda de la verdad jurídica, protegiendo al inocente, juzgando y condenando al o los culpables.


Los miembros de Pagina 12 acusados en mis denuncias violaron no solo principios previstos en la legislación nacional, constitucional y convencional, sino también los artículos 2.1, 5.2, 7, 17, 26 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCyP). Soy victima de manera sistemática y organizada de la intimidación publica, no respeto de la presunción de inocencia, injurias, calumnias, de tratos inhumanos y degradantes como de ataques ilegales que afectan mi honra y mi honor. Es una persecución política, jurídica e ideológica por razones que ignoro. Hacen un permanente llamado al odio y una incitación a la violencia, violando los principios del articulo 13, inciso 5 del Pacto de San José.


Los imputados de los delitos denunciados ante los Tribunales no pueden jamas argumentar la prescripción de los mismos, porque si el mensaje denunciado públicamente y por el cual se basó la justicia federal, para iniciar un proceso penal, lo consideró imprescriptible en un contexto de delito de lesa humanidad, a contrario el vector (medio y autor) de ese mensaje (Pagina12) no puede ser separado de la acusación aportada y por consecuencias su publicación (periodística) también es imprescriptible porque esta en ese mismo contexto de lesa humanidad. El primero (la noticia) no tiene legalidad sin el segundo (periodista). No asociarlo seria considerar solamente la noticia sin autor ni medio de reproducción, es decir inexistente.


Los periodistas de Pagina 12 son los esbirros de un régimen político que hipócritamente dice ser una democracia, pero utiliza métodos de una dictadura.


Mario Sandoval,

Presidente de Casppa France. 

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Las condiciones morales y juridicas para la participación de las fuerzas armadas en la seguridad interior.

  La participación de las fuerzas armadas en las operaciones de seguridad interior deben estar condicionadas a dos principios esencia...