vendredi 30 juin 2023

Las consecuencias de los juicios políticos por la estafa politica e ideológica en Argentina.

 




A los pre-candidatos presidenciales, defensores de los derechos humanos para todos, defensores del Estado de derecho como forma de gobierno, del independencia de la Justicia, que quieran una Argentina unida mirando el futuro, luchadores contra la corrupción política, jurídica e legislativa, verdaderos patriotas que piensan ante todo a su país, su sociedad y a los argentinos en general :


Si ustedes son sinceros con los valores que dicen defender, deben inscribir en sus programas y declarar públicamente que su gobierno pondrá fin a los juicios revolucionarios, a la justicia de venganza politizada con los ex-agentes del Estado de los 70, y que una comisión del Congreso Nacional proponga un « Nunca Mas » a la venganza jurídica.


El silencio, el temor a perder votos, o la pasividad por parte de los pre-candidatos seria una complicidad e aceptación con los que no quieren una justicia objetiva, independiente e imparcial, ni terminar con la estafa histórica e ideológica de los derechos humanos, jugando con el dolor de las victimas selectivas. 

 

 “Quita el derecho y, entonces, ¿qué distingue el Estado de una gran banda de bandidos?”, dijo en cierta ocasión San Agustín (De civitate Dei, IV, 4, 1).


Señoras y Señores pre-candidatos presidenciales, el 10 diciembre próximo ustedes tendrán la responsabilidad histórica de dejar de instrumentalizar el pasado y la justicia ; no puenden continúar dejando que mas personas sean condenadas con juicios políticos, continúen en las cárceles federales, terminen sus días en prisión, lo que en realidad significa morir asesinadas por la justicia argentina, con la complicidad de una banda de bandidos que se proclaman del gobierno de turno. 

 

Ustedes no pueden ni deben ser complices de esta estafa politica e ideologica. Tienen la responsabilidad moral e historica servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia.

 

 "Nosotros, los alemanes, (...) hemos experimentado cómo el poder se separó del derecho, se enfrentó contra él; cómo se pisoteó el derecho, de manera que el Estado se convirtió en el instrumento para la destrucción del derecho; se transformó en una cuadrilla de bandidos muy bien organizada. (...) Servir al derecho y combatir el dominio de la injusticia es y sigue siendo el deber fundamental del político".

DISCURSO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI en el Parlamiento alemán del 22 de septiembre de 2011.

 

Casppa France,

30 de junio de 2023.

 

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

La guerra total iniciada en 2003 debe finalizar.

  Desde 2003 en Argentina se libra una guerra total fundada bajo el pretexto de una «  justa causa  ». E n este concepto, e l enemigo ya...