dimanche 7 avril 2024

La guerra total iniciada en 2003 debe finalizar.

 


Desde 2003 en Argentina se libra una guerra total fundada bajo el pretexto de una « justa causa ». En este concepto, el enemigo ya no es un adversario del momento, sino que esta criminalizado como la « encarnación del Mal », recordando las guerras de religión, o los totalitarismos del siglo XX. Es así que todos los medios pueden (y deben) utilizarse para erradicarlo, mientras que toda posibilidad de neutralidad de terceros es eliminada. 

 

Esta evolución de las teorías de la guerra fue analizada por Carl Schmitt1, para quien la “guerra moderna” y discriminatoria que apareció al fin de la Primera Guerra mundial representa una ruptura decisiva con la “guerra en forma” nacida del orden Westfaliano y basada en la noción de justo enemigo, implicando unas limitaciones del “jus in bello”.

 

Es así que en 2003, y en plena paz, unos ex-miembros de los grupos terroristas que atacaron a su proprio país y sus compatriotas durante la década de las 70 se aliaron con la pareja de los Kirchner recién elegidos para que se libre una guerra total en contra de sus enemigos de ayer. Con algunos “idiotas útiles” del sistema K, esta guerra fue pomposamente llamada “política de Estado”, en alianza con una agrupación de magistrados llamada “Justicia legitima” y otras organizaciones llamadas “de derechos humanoscreadas ad-hoc por ex-terroristas, determinados a usar el derecho, el revisionismo histórico y los derechos humanos como armas masivas de exterminio, haciendo caso omiso de la tradición positivista del derecho.

Es decir que pasaron del terrorismo contra el Estado al terrorismo judicial, cultural y social con todos los medios del Estado. Todos los que trataron de debatir en contra de esa guerra fueron tratados como “heréticos”. Ya, son mas de 2500 las victimas directas de esta guerra. Pero más allá de los que sufrieron juicios viciados, con desprecio absoluto de todas las normas vigentes, y condenas de por vida sin pruebas, es toda la sociedad que sufrió de esa guerra total.

¿Cuál es el precio pagado por todos los Argentinos? Sin hablar del presupuesto monumental que desde mas de 20 anos se gasto en esta guerra, el precio se paga hoy con la flacidez de la soberanía del país en beneficio de algunos grupos, la desconfianza total con los 3 poderes del Estado y todo lo que se llama política o justicia, y una sociedad arrasada y polarizada. Es decir un desastre, no solamente en el plano económico, sino cultural.

La formula de Karl Marx la primera vez la Historia se repite como tragedia, la segunda como farsa” se ha confirmado. El nuevo gobierno argentino que se define como “anarco-liberal” no puede cometer la misma error que durante el gobierno de Mauricio Macri, quien, después de haber denunciado “el curro de los derechos humanos” no hizo nada para para ponerle fin. No solamente los K y sus aliados de circonstancia no le dejaron gobernar, sino que eso permitió que vuelvan más fuertes.

Asi la lección del pasado debe ser entendida : para poder reconstruir el país el libertario Milei no tiene otra opción que poner un punto final a esa guerra total antes que destruya a otros, y para poder volver a los principios fundamentales. 

 Casppa France.

07/04/2024. 


« Aucun gouvernement libre, ni les bienfaits de la liberté, ne peuvent être préservés pour aucun peuple si ce n’est par […] un retour fréquent aux principes fondamentaux. »

George Mason

1Schmitt, Carl (1932) El Concepto de lo político.

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

El terrorismo judicial del Sr. Alejandro Slokar de la Cámara de Casación Penal.

    Por Mario Sandoval 1 En dos fallos recientes el Sr. Alejandro Slokar miembro de la Cámara de Casación Penal, impunemente viola una...