lundi 1 juillet 2024

Consenso para amenazar y mentir en una charla pública.

 

 


 

Reunión de Lewis, Alegre, Rafecas. 

 Por Mario Sandoval1


El juez federal Daniel Rafecas, “la periodista” Miriam Lewin y la fundadora de la Asociación Civil Buena Memoria, Gabriela Alegre, dialogaron con el público sobre la lucha por los derechos humanos en la era Milei….”, afirma el artículo de Ailín Bullentini, publicado por Pagina 12 el 30junio20242.


G.Alegre, D. Rafecas, M. Lewin.

Sra. Lewis, Sr. Rafecas, Sra. Alegre: Ustedes no tienen el monopolio de los Derechos Humanos, ni de la verdad, memoria y justicia. Estos son valores universales que ningún sector puede apropiarse de ellos en nombre de motivos que ustedes auto justifican, juzgan como verdades, porque significaría que el resto de la sociedad que no integran vuestro universo, son hombres, sin derechos subjetivos que no pueden defender la historia que vivieron, oponerse al negacionismo por la verdad, a un relato oficial y requerir que se apliquen los principios de legalidad en la justicia para todos por igual. ¿Es así que ustedes dicen defender los derechos humanos de todos por igual?, excluyendo, discriminando, fomentando el odio.


Sra. Lewis, Sr. Rafecas, Sra. Alegre; Sus afirmaciones con discursos alarmistas buscan transformarlas en amenazas a las garantías de la convivencia social, al orden público, a los principios republicanos, al Estado de Derecho, es hacer futurología, son propagandas al mejor estilo del «realismo crítico» en la época de la Unión Soviética, al despreciar el occidente, al capitalismo.


La Sra. Gabriela Alegre, ex parlamentaria de CABA, detectó un “objetivo claro: en este país pasó algo que es cierto, por lo que un grupo de gente debe ser juzgada y condenada, y debemos hacer memoria para que no vuelva a pasar”. Porque la Sra. Alegre como “militante histórica de derechos humanos” que dice ser, no sale del análisis parcial y busca memoria, verdad y justicia en forma general, completa. De lo contrario sería una memoria que engaña, que esconde la otra realidad, la otra verdad. Defender los DDHH no significa hacerlo únicamente con un sector de la sociedad y dejar que a los otros se los violen alegremente, porque ello sería luchar por la defensa de un derecho violando el derecho que dice defender.


Nada de lo que precisa la «periodista» ex miembro de un grupo terrorista que buscaba tomar por la violencia armada el poder, y que trabajo como agente de inteligencia para el gobierno militar, es objetivo, sincero, transparente. ¿Qué propone o busca, en definitiva? ¿Porque está usted contra una memoria completa? ¿Qué tiene que ocultar usted personalmente o aquellos que usted defiende?


Sra. Lewis usted amenaza, juzga y condena en toda impunidad porque vive en la Argentina donde la justicia politizada los protege. Que significa sus afirmaciones “El nivel de crueldad que ejercieron les quita el derecho de reclamar justicia ahora. tuvieron su posibilidad y la perdieron”. Pero sobretodo la «periodista ex miembro de un grupo terrorista» precisa su concepto de hacer justicia, proteger los DDHH; por la gravedad de los hechos por los cuales están acusados «les quita el derecho de reclamar justicia ahora…»


El juez federal Rafecas, siguiendo la línea de la Sra. Lewis afirmó que: “Todo el mundo leyó que este tema – la posibilidad de liberar a represores– está fuera de la coyuntura política, que –el proceso de juzgamiento a represores– está absolutamente consolidado y forma parte del ADN de la sociedad argentina”. Agregando: “Hay un enorme consenso sin fisuras dentro de la corporación judicial de que los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado son crímenes de lesa humanidad, imprescriptibles e inamnistiables. No hay juez o fiscal que lo cuestione


Observando esas declaraciones, una ex terrorista y un juez federal proponen la pena de muerte de los acusados arbitrariamente de lesa humanidad, es decir que se mueran en prisión, jamás en libertad. Sin dudas, para la ex terrorista y el actual juez federal, la guerra continua por otros medios. ¿Esa proposición, esa conducta, es el modelo de humanismo y de derechos humanos que ustedes defienden, proponen? Es importante constatar que con las afirmaciones publicas el juez Rafecas se presente ante la sociedad como un enemigo de la justicia, de los derechos humanos y valida la posición de la Sra. Lewis. Ambos asesinan la justicia y los derechos humanos.


En cuanto al juez Rafecas, una vez más oculta lo esencial, no dice la verdad, desvía los objetivos: como magistrado sabe que no hubo el delito de Terrorismo de Estado para que la justicia pueda intervenir, porque no es un concepto jurídico sino político. La otra acción voluntariamente mal interpretada es afirmar que: «…. los crímenes cometidos por el terrorismo de Estado son crímenes de lesa humanidad, imprescriptibles e inamnistiables. No hay juez o fiscal que lo cuestione». El juez Rafeca falta nuevamente a la verdad; lo que está en juego no es el reconocimiento de esos crímenes, que nadie se opone, pero aplicando los principios de legalidad. Lo que el juez Rafecas utiliza es la confusión como medio para engañar la sociedad: no se pueden juzgar delitos que no tenían a la fecha de la investigación existencia penal, ni los tienen actualmente. Ningún principio previsto en los tratados y convenciones reconocidos en el artículo 75, inc. 22 de la CN autorizan aplicar la retroactividad penal. ¿Qué significa para el juez Rafecas que los países miembros del Consejo de Europa tienen prohibido aplicar la retroactividad penal conforme a las garantías del Convención Europea de Derechos Humanos y que ningún juez o fiscal dice lo contrario?


El juez Rafecas que con su presencia regular en esos foros legitima el accionar de los grupos armados de los 70, en este encuentro afirmó que "si alguien viene con que acá falta la otra campana, que hay que juzgar a Montoneros y a ERP, no entra el argumento. Sabemos que a todos estos los persiguieron por militar políticamente y que los condenaron a penas de secuestro, tortura y muerte, todas ilegales”. Precisando además que: “La única manera de que aquel argumento sea aceptado es negando el terrorismo de Estado. Es imposible: a los que pretenden juzgar están en el fondo del océano”.


Es decir que, el Sr. Rafecas reconoce toda la impunidad que le brinda su cargo de juez de la Nación (protegido por sus pares), y hace saber a la sociedad que nunca va a juzgar un terrorista de los 70 que asesinaron, torturaron, secuestraron, buscaron tomar el poder por las armas, no defendían los derechos humanos ni la justicia. Nada le interesa las victimas que dejaron estos grupos terroristas.


El juez Rafecas es un enemigo de los principios de legalidad, del Estado de Derecho, de la garantía y protección de los DDHH en su condición de juez federal, por ello debe ser tratado como tal de forma permanente en público y en sociedad. Debe ser denunciado ante el Consejo de la Magistratura. Yo elegí defender los DDHH y los principios de legalidad de todas las personas por igual, la Sra. Lewis, el Sr. Rafecas, la Sra. Alegre, no.


Prof. Mario Sandoval. Presidente Casppa-France.

01julio2024.



1- Mario Sandoval, francés, nació en Buenos Aires. Formación y actividades en ciencias políticas, filosofía, habiendo ocupado funciones en los sectores públicos y privados, la docencia superior y consultorías, a nivel nacional e internacional en los campos de las relaciones internacionales, la geopolítica. Detenido arbitrariamente por la Argentina, actualmente privado de libertad en la prisión de alta seguridad de la U34 del SPF.

2-El consenso sobre el Nunca Más está vigente, haga lo que haga el Gobierno", 30junio2024, Pagina 12, https://www.pagina12.com.ar/748341-el-consenso-sobre-el-nunca-mas-esta-vigente-haga-lo-que-haga

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Libertad de expresión, opinión, pensamiento: Art: 4, 10, 11 Declaración de los Derechos Humanos y del Ciudadano 1789. Art: 19 Declaración Universal de los Derechos del Hombre 1948, Art 19 Pacto Internacional relativa a los Derechos Civiles y Políticos 1966, Art 9, 10 Convención Europea de Derechos Humanos 1950, Art. 13 Convención Americana sobre los Derechos Humanos, las Constituciones de países democráticos

Aucun commentaire:

Enregistrer un commentaire

Parlamentarios de La Libertad Avanza condenados por los medios

        La mentira como verdad.    Por Mario Sandoval 1 La campaña mediática realizada por diversos medios escritos, televisivos y rad...