Atentado a la democracia, disfrazado de periodista.


América Latina tiene la derecha más depravada, pusilánime, corrupta e iletrada del mundo.... Siguen ancladas en los tiempos de la barbarie ideológica y la obscuridad.  Respaldada por Washington, aliada al militarismo golpista y embebida de una ideología involutiva, las derechas continentales actúan como si los países de los cuales extraen sus riquezas fueran para ellas un mero exilio y no la patria original[1]...afirma el Sr. Eduardo Febbro, militante de una izquierda radical, enceguecido y paralizado en la lucha armada de tiempos pasados. En su descripción fue más lejos que el hombre político francés Guy Mollet quien en diciembre1957, declaró “la derecha francesa es la más estúpida del mundo

Una vez más el corresponsal de Pagina 12 en Francia, quien revindica las acciones armadas de los grupos terroristas a nivel internacional y visceralmente contra de los que se opusieron a los grupos terroristas en los 70 en Argentina, protegiéndose detrás de un carné de corresponsal de prensa extranjera, utiliza el medio que representa para desinformar y manipular los lectores de buena voluntad. ¿Es esa su función?

El Sr. Febbro se mostró como es, reaccionario, autoritario, moralizador, soberbio. Se posiciona en figura transcendental, juez de la moral, la verdad y la justicia quien juzga y condena sin posibilidad de apelación. Determina que es bueno o malo. Su artículo nada aporta en termino de información objetiva o del periodismo en general, sino que transforma Pagina 12 en órgano de propaganda y de ataques a los opositores a sus ideologías. ¿Así defiende los derechos humanos y las libertades fundamentales de terceros?

“Depravada, pusilánime, corrupta e iletrada del mundo, embebida de una ideología involutiva. Nuestras derechas cavernícolas jamás atravesaron el Siglo de las luces. Siguen ancladas en los tiempos de la barbarie ideológica y la obscuridad” seria la derecha de América Latina para el Sr. Febbro. ¿Quién es para afirmar graves injurias, calumniar, hostigar, desacreditar, difamar las personas opositoras a su ideología? Nadie, pero tiene un medio que publica sus acusaciones.
-          Al contrario, la izquierda que defiende el Sr. Febbro, seria inteligente, valiente, de una moralidad intachable, portadora de una ideología moderna, de avanzada, no tendría defectos, únicamente virtudes, la cuasi perfección, representaría el dios Marx viviente. El militante-periodista debe vivir realmente en un mundo paralelo porque la realidad le demuestra lo contrario. Olvida de mencionar aquellas personas que ocuparon u ocupan posiciones gubernamentales en América Latina y que están acusadas de corrupción y otros delitos, procesadas por la justicia en sus respectivos países donde varios de ellos escaparon del territorio nacional. Un argumento de persecución política es inoperante. No analiza las causas y las responsabilidades de los gobiernos y mandatarios que provocan la ruptura constitucional, el desorden, el caos, la anarquía y abren las vías para que ello ocurra. Se invierten obligaciones y sus consecuencias. Luego es fácil transformarse en victima buscando la solidaridad de terceros y acusar un complot de la derecha mundial.

-          Además, el periodista refugiado en Francia tampoco puede ignorar que esa izquierda radicalizada que tanto defiende tenía y tiene bases propias de una ideología mezcla de Marx, Lenin, Stalin, Trotsky, Mao, Che Guevara..., quien en nombre del comunismo o utilizando sus métodos e ideologías, miembros de organizaciones ilegales asesinaron, cometieron atentados terroristas, buscaron destruir el Estado y sus instituciones. Hoy continúan con métodos, técnicas, discursos, objetivos, más presentables, políticamente correcto.

El Sr. Febbro puede consultar la resolución del Parlamento Europeo del 19 septiembre pasado, TA-9-2019-0021[2], sobre la importancia de la memoria histórica europea  que equipara el comunismo al nazismo y requiere que se investigue sus crímenes[3] y el lanzamiento de la campaña internacional por un Nuremberg del Comunismo que se realizó el 09 noviembre pasado en la Universidad San Pablo-CEU en Madrid[4], que reclama la condena de aquella ideología genocida, de la misma manera que en los juicios de Nuremberg se condenó el nazismo[5].  Las acusaciones del corresponsal de Pagina 12 en Francia son infamantes, merecen el repudio social de los defensores de la democracia y de los derechos humanos. Paris, 16 noviembre 2019, Casppa France.

Commentaires

Articles les plus consultés